Gales hace historia al pasar a octavos en la Eurocopa

Los galeses se medirán contra uno de los mejores terceros. Bale hizo el último gol del equipo.
martes, 21 de junio de 2016 · 00:00
AFP  / Toulouse

Con un tanto de su superhéroe Gareth Bale, Gales logró ayer un histórico boleto a octavos de final de la Eurocopa-2016,  en Toulouse, en el cierre del grupo B, con una goleada 3-0 a Rusia, que se marchó del torneo dejando únicamente como recuerdo los actos vandálicos de sus hinchas. 

Los Dragones sellaron su pase con tantos del volante Aaron Ramsey (11), del lateral izquierdo Neil Taylor (20)  y Gareth Bale (67), recuperándose rápidamente de la caída en el derbi británico sobre la hora ante Inglaterra (1-2). 
Los galeses finalizaron primeros de la llave con seis puntos, seguidos por Inglaterra con cinco, tras su 0-0 en Saint Etienne contra Eslovaquia. 

Al terminar primero, Gales chocará en segunda fase ante al mejor tercero de las llaves A (Albaia), C (por ahora Irlanda del Norte) o D (hasta hoy República Checa). 

El onceno de Chris Coleman arrancó como una topadora y puso enseguida a los rusos, que necesitaban si o si los tres puntos, contra las cuerdas al minuto de juego con su as Bale, autor de tres tantos en el torneo.
A los 11 minutos llegó el primer directo que entró de lleno: Joe Allen metió un pase quirúrgico para Ramsey, quien se le picó a Akinfeev para el 1-0. 

A los 20 minutos Taylor dejó groggy a los rusos al pescar un pase involuntario hacia atrás de un defensa, cuando Bale atacaba, y en el mano a mano disparó al pecho del portero, pero el rebote le cayó y libre la mandó al fondo de la red.

  El equipo ruso casi no tuvo respuesta. Apenas un susto para el portero galés Wayne Hennessey con una buena parada cara a cara ante el punta Artem Dzyuba, que atrapó un pelotazo de arco a arco de Akinfeev. 
 
 En el segundo capítulo, Bale volvió a verle la cara a Akinfeev, ya gran figura de la noche, pero el ruso le cerró enseguida y lo dejó sin espacios para marcar el tercero (55). Pero lo buscó tanto que al final tuvo su premio en el minuto 67, con un toque suave de cachetada ante el portero, después de pase en cortado de Ramsey, la otra gran figura de los Dragones que terminaron bailando a los rusos. 

Fue el golpe de nocaut que afirmó el espíritu de  Gales, que no llegaba a esta instancia desde el Mundial de Suecia-1958.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios

Otras Noticias