Argentina finalista

Messi se transformó en el goleador histórico de la albiceleste, con 55 conquistas, al anotar de tiro libre.
miércoles, 22 de junio de 2016 · 00:00
 Página Siete / Agencias 

Un Lionel Messi mágico condujo anoche  a la Argentina a la final de la Copa América Centenario con una goleada 4-0 ante el anfitrión Estados Unidos, frente a un estadio repleto que lo vio convertirse en goleador histórico de su selección.

Ezequiel Lavezzi abrió el marcador a los 3 minutos tras un genial pase del crack del Barcelona, que aumentó a los 32 con un precioso tiro libre, mientras Gonzalo Higuaín marcó un doblete a los 50 y 86 en la semifinal que se disputó en el NRG Stadium de Houston (sur).

Con su demoledora victoria ante una multitud de 70.858 espectadores, Argentina alcanza su tercera final consecutiva en tres años y buscará revancha de las derrotas en el Mundial Brasil-2014 y la Copa América Chile-2015.

La cita, en la que la albiceleste intentará además romper una sequía de 23 años sin títulos internacionales, será el próximo domingo en Nueva York, ante el ganador de Colombia y Chile, que se enfrentan esta noche.

Un Messi encendido cumplió con la inmensa expectativa que había antes del partido y se llevó como regalo un nuevo récord al superar a Gabriel Batistuta como máximo artillero histórico de la selección de Argentina con 55 tantos.

Las malas noticias para el cuadro albiceleste son que Augusto Fernández salió lesionado por un tirón y habrá que esperar los resultados para descartar un desgarro. Biglia ingresó en su lugar y sigue sumando minutos. La otra pálida llegó de la mano de Lavezzi, que se cayó detrás de un cartel de publicidad y también se retiró dolorido.

Goleador histórico
 
 Lionel Messi se convirtió  anoche en el máximo goleador de la historia de la selección de Argentina al marcar su gol número 55, con un magnífico tiro libre ante Estados Unidos 
 
Messi, acostumbrado a pulverizar récords en el Barcelona, anotó para la albiceleste en el NRG Stadium de Houston (sur). El astro superó el récord de Batistuta (54), en su partido 111 en la selección, con la que debutó en 2005.
 
El sábado pasado lo había igualado, marcando uno de los tantos en la goleada 4-1 frente a Venezuela, en los cuartos de final de esta inédita edición de la Copa América. Messi y sus muchachos vienen sorteando rivales con una catarata de goles con un solo objetivo: llegar a la final y llevarse un título que se le niega hace 23 años. El crack integra una generación con Javier Mascherano, su compañero del Barcelona, Sergio Agüero (Manchester City), Gonzalo Higuiaín (Nápoles) y Angel Di María (PSG francés) que están entre los jugadores más cotizados del mundo, pero aún no han llevado nada a las polvorientas vitrinas de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). 
 
La diferencia es que ahora, además de la barba de Messi, los mosqueteros y el rey están llevando a la albiceleste el poder de fuego que tienen en sus clubes europeos. Un total de 14 goles en cuatro partidos marcados por nueve jugadores diferentes no es poca cosa.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

66
5

Comentarios

Otras Noticias