Griezmann, el príncipe goleador

lunes, 11 de julio de 2016 · 00:00
AFP  / París 

 El delantero francés Antoine Griezmann ganó ayer  la Bota de Oro al máximo goleador de la Eurocopa-2016, con seis dianas, pese a que no pudo levantar la Copa que más hubiera querido, la del título con Francia, que cayó en la final frente a Portugal por 1-0 en alargue, en el Stade de France de Saint Denis, en las afueras de París.
 
El delantero francés declaró que la derrota de los Bleus en la final de la Eurocopa, 1-0 ante Portugal en la prórroga, "es jodida, pero así es el fútbol”, dijo  tras en encuentro celebrado ayer en el Stade de France. 
 
"Lo hemos dado todo, realmente deseábamos esta victoria, pero no hemos tenido la suerte del campeón”, declaró el delantero del Atlético de Madrid, que esta temporada también perdió la final de la Liga de Campeones, en los penales ante el Real Madrid el pasado 28 de mayo. 
 
"Su portero ha hecho buenas paradas, hemos tenido ocasiones que no han sido gol por muy poco... Ellos se lo jugaron todo a una y marcaron a 10 minutos del final. Es complicado, frustrante, es jodido pero así es el fútbol”, añadió el máximo anotador de la Eurocopa, con seis goles. 
 
"No era nuestra noche. Yo tuve algunas ocasiones pero sin suerte”, lamentó. Griezmann aseguró que con el torneo realizado, los Bleus "pueden estar orgullosos de nuestro grupo y de nuestro recorrido”. 
 
"A título persona, es mi segunda final perdida en un mes... Es jodido pero intentaré volver más fuerte”, agregó en referencia a la final de la Champions en Milán. "Ahora habrá que recuperarse lo más rápido posible y prepararnos para la clasificación de la próxima Copa del Mundo”, dijo.  
 
No marcó en la final, pero tuvo opciones
 En el 10 del primer tiempo, Griezmann tuvo una buena ocasión a centro de Olivier Giroud, pero el arquero Rui
Patricio despejó. 
 
Desde el minuto 25 y la sustitución de Cristiano por Quaresma, el pulso a distancia entre las estrellas de ambas selecciones fue un monólogo, aunque Griezmann tuvo muchos problemas en esta ocasión para buscar espacios entre la defensa portuguesa, muy  bien organizada. 
 
En la segunda mitad, Griezmann tuvo su primer intento con cierto peligro en el 58, con un disparo cruzado raso que detuvo Rui Patricio. Su mejor ocasión del partido llegó en el 66, con un centro de Kingsley Coman que conectó Griezmann de cabeza, enviando fuera por muy poco. 
 
Griezmann fue vital para remontar ante Irlanda (2-1) en octavos y para ganar a Alemania (2-0) en semifinales, en ambos casos con un doblete, pero esta vez no estuvo muy visible cuando su equipo más le necesitó.
 
Griezmann, doble subcampeón europeo, tendrá que esperar a una mejor ocasión, desde la próxima semana que se integre a su club, Atlético de Madrid, para encarar la temporada del fútbol español y europeo, donde volverá a cruzar caminos con Cristiando Ronaldo, figura de Portugal y del Real Madrid, con quien perdió ambas finales en 2016.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

65
1

Comentarios

Otras Noticias