Independiente del Valle, un modesto que no deja de soñar

Con su lema “Nunca dejes de soñar”, el equipo ecuatoriano está en la final.
sábado, 16 de julio de 2016 · 00:00
AFP / Quito

 El Independiente del Valle, un modesto equipo de las afueras de Quito con sólo seis temporadas en la primera división ecuatoriana, hizo historia el jueves al colarse por primera vez en la final de la Copa Libertadores tras vencer al poderoso Boca Juniors argentino en La Bombonera. 

Ante la mirada atónita del astro argentino Diego Armando Maradona en el palco y de la frenética hinchada xeneize, el equipo ecuatoriano venció 3-2 (un global de 5-3) a la armada de Carlos Tevez con su juego frontal y decidido, y volvió a demostrar que su inédita presencia en esta llave no era algo fortuito.

"Muy contentos de poder hacer historia. Este equipo sí que tiene huevos, lo ha demostrado no solamente en este partido sino en varios partidos, por eso estamos llegando a la final”, exclamó eufórico tras el partido el veterano portero Librado Azcona, que atajó un penal al uruguayo Nicolás Lodeiro. 

Pocos auguraban esto cuando en febrero se inició la máxima competición continental y el Independiente del Valle, en su tercera participación, se iba a ver las caras en el repechaje con el paraguayo Guaraní, al que terminó ganando gracias a un gol de visitante. Con su lema "Nunca dejes de soñar”, el equipo del uruguayo Pablo Repetto, un exjugador que vio truncada tempranamente su carrera por una lesión y que asumió la dirección técnica del equipo en 2012, terminó segundo del Grupo 5, integrado por Atlético Mineiro, Colo Colo y Melgar.  Pero fue a partir de octavos cuando empezó su batería de sorpresas: se cargó al argentino River Plate con global de 3-0, al mexicano Pumas por penales en cuartos de final y ahora al Boca Juniors en semifinales. 
 
Atlético Nacional, favorito

Una progresión admirable para este equipo de la pequeña localidad de Sangolquí que en las competiciones internacionales tiene que jugar en los grandes estadios de Quito porque el suyo es demasiado pequeño. 
 
Una sólida estructura con un planteamiento 4-4-1-1 que le ha dado muy buenos resultados, agrega Carrera, en la que destaca a Arturo Mina y Luis Caicedo en defensa, a Christian Núñez "saliendo por el lado izquierdo” y a Junior Sornoza y a los dos Angulo -Julio y José- en la parte ofensiva. Convertido en el tercer equipo ecuatoriano en llegar a una final de la Libertadores, el negriazul del Valle intentará sellar su hazaña ante el colombiano Atlético Nacional, que ganó en 1989 su primera y única Copa Libertadores y en 1995 perdió la final con Gremio de Brasil. 

 La ida se disputará el próximo miércoles en las alturas de Quito, y el Independiente ya anunció que destinará una vez más la taquilla a los damnificados del terremoto del 16 de abril. La vuelta será una semana más tarde en Medellín.

Comentarios

Otras Noticias