Independiente del Valle no se considera menos que nadie

Los aficionados del equipo ecuatoriano formaron ayer largas filas en la sede del club en Rumiñahui con el fin de adquirir las localidades para el compromiso.
martes, 19 de julio de 2016 · 00:00
Página Siete y Agencias

Sin considerarse más ni menos que nadie, el ecuatoriano Independiente del Valle vislumbra que será un juego abierto el que disputará con el colombiano Atlético Nacional mañana  en Quito, en la ida por la final de la Copa Libertadores de América 2016. 

"Lo veo abierto al partido”, dijo el estratega Pablo Repetto, quien al igual que el equipo negriazul no pierde la humildad a pesar de estar en la final del torneo interclubes más importante del continente luego de eliminar a los históricos argentinos River Plate y Boca Juniors. 

"Los dos vamos a salir a buscar (la victoria). Tenemos características similares sobre todo en la parte ofensiva, con jugadores rápidos, con transiciones”, agregó el uruguayo Repetto, quien sin poses dialogó con la prensa a su llegada a la sede de los rayados del Valle, en la población de Sangolquí. 

Independiente del Valle, que nació hace seis décadas en una zapatería de Sangolquí (en las afueras de Quito), se apresta a jugar su segunda final profesional tras su debut en 2010 en la Primera División del balompié ecuatoriano.
 
Con Repetto como timonel desde 2012, la máquina del Valle logró el subtítulo del certamen nacional en 2013, y ahora espera coronarse monarca de la Libertadores de 2016, en la que también dejó en el camino al mexicano Pumas.

Muchas gente en venta de las  entradas

La fila fue larguísima ayer en el primer día de venta de entradas para la final entre Independiente del Valle y Atlético Nacional, cientos de hinchas formaban colas que se extendían  unas seis cuadras, desde el Municipio de Rumiñahui y terminan hasta dar una vuelta la iglesia central, en Sangolquí, a unos 40 minutos de Quito. Todos tienen un objetivo: conseguir entradas para apoyar a Independiente del Valle.

 Los boletos para este partido están a 10 dólares la general, 15 la preferencia, 20 la tribuna y 30 el palco. "Por verlo campeón, el sacrificio lo vale”, aseguró al diario El Comercio   un hincha  que llegó a los exteriores de la Alcaldía a las 20:00 del pasado  domingo y pernoctó en el lugar. 

Como él, al menos unas 400 personas durmieron en la calle, en carpas, colocaron colchones en plena vía o se abrigaron bajo gruesos ponchos y gorros de lana. Eso sí, por debajo de toda esa ropa llevan la camiseta o la bufanda del Independiente.

Los colombianos no se confían 

El conjunto colombiano está tranquilo, pero no confiado. Tiene claro que enfrenta a un equipo sin mucha historia, pero que en esta edición  dejó en el camino a grandes de Latinoamérica como Colo Colo de Chile, Pumas de México y River Plate y Boca Juniors de Argentina. "Siempre va para adelante”, dijo Dávinson Sánchez, defensor de Nacional.
 
Árbitros del duelo
  • Ida  El  equipo ecuatoriano hará de local en el estadio Atahuallpa de Quito, mañana desde las 20:45. En este partido el juez será el paraguayo  Enrique Cáceres, asistido por sus compatriotas Milciades Salvivar y Ulises Mereles. 
  • Vuelta El partido de vuelta se jugará el próximo miércoles 27 en el estadio Atanasio Girardot  en el mismo horario (20:45), la terna argentina para el partido definitivo será Néstor Pitana, asistido por Ezequiel Brailovski y Ariel Scime.
11
1

Comentarios

Otras Noticias