Carlos Chávez: “Nos han quitado un año de vida, no confío en los fiscales”

El directivo dice que “este caso es injusto, atropellador”. Resaltó que Zuleta, que fue nuestro denunciante, hoy es un prófugo de la justicia. Yo no me escapé”.
viernes, 22 de julio de 2016 · 00:00
 Mauricio Cambará y Jorge  Arancibia, El Deber / Santa Cruz

Aseguró  que el proceso en su contra es  "sacado de los pelos, es injusto, atropellador”. A un año de su detención en la cárcel de Palmasola, Carlos Chávez   habló de su proceso. No  confía "en los fiscales asignados que deberían verificar sus fuentes para que no mientan”. Resaltó que no se escapó del país, "como Wálter Zuleta, hoy un prófugo de la justicia”. Pide ser juzgado "como establece la ley”.

     El expresidente de la FBF fue acusado formalmente ayer por organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, beneficios en razón del cargo, estafa agravada y malversación.  

  ¿Cómo está la situación a un año de la detención?

En nada. Yo siempre digo que cuando uno está en un poder del Estado, hablando del Ministerio Público, cuando concentra demasiado poder se comete abusos. Esta gente se cree intocable, que van a durar para siempre, que pueden violentar los derechos de las personas e inventar casos, no es así.

Inicialmente eran seis meses el caso ¿va más de un año?

Es para que la gente vea de que estamos más de un año presos, en una investigación que inicialmente debía durar medio año si hayan tenido la certeza y claridad que decían tener al comienzo. Era para que en seis meses demuestren, por lo menos en un 50%, que Carlos Chávez y la asociación criminal que dirige son culpables de los delitos.

¿Se lo acusa de ser quien dilata el caso para sacar  beneficio?

Que no piense la gente que somos nosotros los que estamos aplicando medidas dilatorias para alargar el caso. Son ellos los que pidieron la ampliación de las investigaciones cuando se les cumplió el primer plazo y vieron que no tenían nada en mi contra.

¿Qué lectura hace de esto?

¿Qué significa eso?, siendo que ellos tienen documentación que sustrayeron cuando allanaron las oficinas de la federación en Santa Cruz y en Cochabamba. Con lo que sacaron supuestamente iban a hacer una auditoría, que tenía que ser verificada y homologada por nosotros, pero nada hasta ahora.

¿Se hizo la auditoría que anunció el Ministerio Público?

Nada, no se hizo nada. Llevo un año detenido y la Fiscalía no hizo la auditoría. Si hubiese habido algo ustedes lo hubieran sabido. En agosto o a comienzos de septiembre de 2015 ellos allanan y secuestran toda la documentación, pero no hicieron nada. La auditoría la pudieron hacer en tres o cuatro meses.

¿Qué cree usted?

Que este caso es sacado de los pelos, es injusto, atropellador. No pillo otro calificativo.

¿Qué solicitan?

Hemos pedido por la sociedad, por nuestras familias, por los jueces, por la justicia, por el Gobierno y por el mismo fiscal general, porque yo no confío en los fiscales asignados que deberían verificar sus fuentes para que no mientan y no lo hagan quedar mal al fiscal general, el movimiento de los recursos económicos que pensaban que teníamos. Hemos pedido documentación para ver qué plata tenemos en cualquier parte del mundo, en Panamá, Uruguay, Estados Unidos, donde sea. Tarde o temprano eso va a salir, por los abusos a nuestras familias, por los atropellos. Un año no es poco, es un año que nos han quitado de vida. ¡Oiga! Tenemos madre, esposas, hijos. ¿Qué daño hemos hecho? Por mentir ellos nos están causando un daño que no se recupera.

¿No teme que por hablar ahora tenga ‘represalias’?

No, porque no estoy hablando mal para nadie cuando uno dice la verdad. ¿Van a tomar represalia por decir la verdad? No me estoy inventando nada para que digan que estoy obstaculizando la justicia, el proceso. Que todo siga su curso, yo me siento con toda la libertad, con mi consciencia de decir la verdad, lo que ha pasado con los abusos de este año que hemos vivido.

¿Le preocupa el juicio?

Los fiscales no tienen el poder omnipotente para hacer lo que les dé la gana, porque esto se acaba también y siempre la justicia prevalece, tenemos un Dios. Miren lo que pasó y ojo que no gozo de la desgracia ajena, aunque no era mi amigo, con Wálter Zuleta (exdirectivo de Bolívar y tesorero de la FBF) que fue nuestro denunciante principal, hoy un prófugo de la justicia, un perseguido. Yo no me escapé, podía haberme quedado en Chile o irme a otro lado tras la Copa América de 2015 y no lo hice. Nuestro denunciante, hoy prófugo, ¿qué credibilidad puede tener?

¿Qué le pide  a la FBF?

Aunque nuestros informes económicos fueron aprobados por el congreso y pese a que estamos amparados por la Ley del Deporte, porque la FBF es un ente privado sin fines de lucro -amparados en FIFA y Conmebol-, nos han juzgado como funcionarios públicos. Pero vámonos a lo nuestro. Yo no estoy diciendo que no me juzguen, aún sabiendo  que somos limpios en nuestro accionar, ¡que nos juzguen como lo establece la ley!

 

La Fiscalía acusa formalmente a Chávez

Página Siete  / La Paz

 Justo al cumplirse exactamente un año de su detención, el expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol  Carlos Chávez  fue acusado formalmente ayer por la Fiscalía General del Estado.

 El Ministerio Público  explicó que "se ha presentado la acusación en contra de Carlos Chávez y (el extesorero de la FBF) Alberto Lozada, por la comisión de los delitos de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, beneficios en razón del cargo, estafa agravada y malversación”. Los otros acusados son el exlíder de la Asociación Nacional de Fútbol  Jorge Justiniano, el exdirigente federativo Pablo Salomón y el exfuncionario Armando Canedo.

Con las acusaciones formalizadas, los dirigentes irán a juicio. De ser hallados culpables, sufrirían penas de dos a  10 años de cárcel.

 Un día como ayer, 21 de julio, el juez quinto de Instrucción en lo Penal, Roberto Valdivieso, resolvió que Chávez sea detenido en el Centro de Rehabilitación Palmasola, acusado de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, delitos tributarios y estafa con la agravante de víctimas múltiples.

 La Fiscalía  también investigó a los exdirigentes por el destino dado a la recaudación de un partido amistoso disputado entre las selecciones de Bolivia y Brasil, en abril de 2013. Ese partido debió beneficiar, aparentemente, a los familiares de un muchacho que murió por una bengala en un partido oficial en febrero de 2013, por la Copa Libertadores, entre el boliviano San José y el brasileño Corinthians.

Chávez, cruceño de 57 años,   fue presidente de la federación por una década.

 

3
24

Comentarios

Otras Noticias