Michel apunta a los JJOO de Tokio

El judoca llega a la cita en Brasil a sus 21 años de edad. Logró una plaza de universalidad para la cita por ser el subcampeón sudamericano.
lunes, 25 de julio de 2016 · 00:00
Juan C. Toro  / La Paz

Martín Michel es uno de los representantes nacionales en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Competirá en el judo, deporte en el que por primera vez un boliviano logró el pase. El chapaco se siente más que satisfecho con el logro y considera que su misión está cumplida.

En Río, uno de sus objetivos es  ganar al menos un combate para pasar de ronda, con lo que estará contento, pues su principal objetivo es clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, evento en el que quiere llegar lejos.

Explicó sus razones, la principal, que la mayoría de los judocas que asistirán a la cita de Brasil son experimentados "están entre los 29 y 30 años de edad”, mientras que su persona llega con 21 años, por lo que debe aprender y trabajar más.

"El promedio de edad es de 26 años. De los 35 clasificados al evento al menos tres tenemos la misma edad, el resto son experimentados”, señaló el judoca que cumple su última etapa de preparación en La Paz.
"Si gano un combate estaré realizado, como lo dije, la meta son los Juegos de Tokio, ahí pelearé por una medalla”, remarcó.

Sin embargo, llega a la competencia internacional con buenos antecedentes. Es el actual subcampeón sudamericano de la disciplina en la categoría menos de 90 kilos, con lo que se ganó una plaza de universalidad.
Contó que sus inicios fueron a sus 11 años. En 2005 llegó a La Paz porque su padre, que era policía, fue destinado a La Paz. Se mudaron a una casa en la zona de Miraflores, cerca de la avenida Busch y todos los días observaba, de pasada, la labor que se cumplía en el gimnasio de la Asociación de Judo.

"Le pedí a mi papá que me inscribiera, no le gustó para nada esa idea pues él quería que yo sea basquetbolista”, contó Michel, a tiempo de hacer referencia que hoy mide 1,90 metros de estatura.

En ese tiempo conoció a su entrenador, Juan José Paz quien también es dirigente de la Federación Boliviana de la de Judo. "Él me habló mucho de lo que es el olimpismo, porque todavía estaba en competencia, ello ayudó a que me dieran ganas de competir. Al principio no ganaba nada, ni una competencia municipal, pero de a poco llegaron los resultados”.

En la gestión 2012 retornó a Tarija, ciudad en la que se había conformado una asociación de judo y pudo seguir con los entrenamientos, por lo que su padre, quien soñaba con que su hijo sea basquetbolista, tuvo "que resignarse”.

Luego les tocó volver a la Sede de Gobierno. "Al ver los Juegos Olímpicos de Londres me emocioné y fue cuando comencé el camino a Río de Janeiro. Competí en un sudamericano y gané dos peleas. Luego fui a Chile, participé en los Panamericanos hasta lograr la clasificación”, señaló.

El pasado 30 de mayo fue cuando se enteró que había logrado una plaza para los Juegos Olímpicos, en esa época se entrenaba en China junto con otros atletas que se alistan a los Panamericanos de 2018. Ahora realiza una labor de mantenimiento físico en La Paz.

Recordó con nostalgia el respaldo de su padre, quien falleció en 2015. Fue quien lo apoyó con la compra de los uniformes y viajes al exterior para que compita en los eventos internacionales, "se sentiría orgulloso por mi clasificación a los Juegos”.

 

Hoja de Vida

  • Nombre Martín Ernesto Michel Navía.
  •  Nacimiento Tarija, 5 de septiembre de 1994.
  •  Familia Ernesto (+)  y Jeovana (padres); Valeria y Natalia (hermanas).
  •  Estatura y peso 1,90 metros y 90 kilogramos.
  •  Profesión Es estudiante de derecho.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios

Otras Noticias