Bolívar sorprende a Nacional y comienza a encontrar la base

El técnico jugó sólo con Cellerino en el ataque y con Arce de enganche. En el segundo tiempo puso a Gutiérrez en la defensa, que está casi definida.
jueves, 28 de julio de 2016 · 00:00
Marco Mejía / La Paz

Bolívar despertó. Jugó bien y venció a   un grande de  Sudamérica, Nacional de Uruguay, al que derrotó ayer   2-0 en el estadio Parque Central de Montevideo. El técnico Beñat San José  comenzó a encontrar la base que alista para el debut de los celestes en la Copa Sudamericana, el próximo 10 de agosto, frente a la Universidad de Concepción de Chile.

Fue el mejor partido desde que el español asumió el mando del cuadro académico. Al orden que mantuvo en los 90 minutos, ayer mostró la contundencia a la hora de anotar en las ocasiones de gol que tuvo.

El equipo charrúa puso a su elenco titular, que el pasado fin de semana ganó  2-0 al español Celta de Vigo.  Los suplentes jugaron ayer en  la mañana  otro encuentro de entrenamiento con Montevideo Wanderers.

Nacional se sorprendió con la "dinámica” de juego que tuvieron los celestes desde los primeros minutos. Bolívar no sólo fue a defenderse y así lo demostró cerca de  la media hora cuando Gastón Cellerino estuvo a punto de abrir el marcador, pero su remate salió desviado por un rival. El argentino fue el único atacante que tuvo el equipo boliviano, en una prueba que atacará de esa forma en la competición oficial que se avecina.

En los primeros 45 minutos también destacó la movilidad que tuvieron Juan Carlos Arce y Leonel Justiniano, este último con una tarea incansable en la recuperación de balones.

Gol madrugador

La sorpresa fue mayor para los uruguayos cuando Arce anotó el primer tanto al minuto del segundo tiempo, aunque la jugada previa fue de Baldomar, que cedió para Cellerino y el argentino hizo lo mismo con el delantero cruceño.
Como era de esperar, los uruguayos reaccionaron con la desventaja y se lanzaron con todo en procura de conseguir el empate. Nacional abusó del juego aéreo, pero encontró siempre a un seguro Rómel Quiñónez y la defensa que estuvo bien parada.

El primer cambio del conjunto celeste fue el de Luis Gutiérrez en reemplazo de Edemir Rodríguez. Con el Matraca en la última línea, el equipo mantuvo la solvencia ante la desesperación de su rival que intentaba llegar al empate a como dé lugar. Otro cambio clave fue el ingreso de Wálter Flores que  dio más marca al medio terreno que empezaba a sentir la presión de Nacional.

El segundo tanto del encuentro llegó con cabezazo del argentino Hugo Bargas, sobre los 35 minutos del partido. El tanto fue como un balde de agua fría para los charrúas y terminó por consolidar el triunfo de los celestes, que aunque sea en entrenamiento vencieron a un temido rival con buen juego.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

144
17

Comentarios

Otras Noticias