Stefany Coronado, una estrella que quiere brillar en Río

La marchista dejó de estudiar para entrenar. Dice que “todo el sacrificio vale la pena”.
jueves, 28 de julio de 2016 · 00:00
Juan C. Toro  / La Paz

Para la atleta nacional Stefany Coronado la marcha "es un estilo de vida”. Todos sus sacrificios "valen la pena”. Su meta está puesta en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Es una de las  jóvenes figuras  de la disciplina que tiene más opciones de hacer un buen papel en Brasil.

Tiene el apoyo total de su familia, en especial de su madre, quien le pide que no descuide sus estudios, como única condición para que siga adelante en el deporte que le gusta.

"Terminé el colegio en 2014. El año pasado me perjudiqué porque tenía el panamericano juvenil, no entré en la universidad. Esta gestión me pusieron como condición que tenía que comenzar una carrera y lo logré”, apuntó.

Estudia  la carrera de Terapia Ocupacional en la UMSA;  en la actualidad sólo lleva una materia porque el tiempo no le permite tomar más, pero dijo sentirse tranquila porque hace lo que le gusta en el deporte.

"Mi madre es quien más me apoya, es la primera que cree en mí. Estoy agradecida por tener a mi familia”, remarcó.

 "En este momento lo más importante para mí son los Juegos Olímpicos, por eso cualquier sacrificio vale la pena porque la marcha me dio todo”, acotó.

La atleta remarcó que es complicado estudiar y cumplir con los entrenamientos, ya que en varias ocasiones tuvo que viajar  al lago Titicaca para cumplir con sus entrenamientos y tuvo que dejar de estudiar para ponerse a punto.

Éste es el primer año en que Coronado compite en los 20 kilómetros. En la gestión pasada todavía era parte de la categoría menores, por lo que sólo podía participar en los eventos de 10 kilómetros.

Según contó, mientras se entrenaba para los eventos que estaban de acuerdo con su categoría, de forma paralela practicaba para el evento mayor y desde ese momento ya se había fijado como meta el lograr la marca mínima para Río 2016.

En septiembre de 2015 tuvo su primera oportunidad en los 20 kilómetros. En esa ocasión participó en un Grand Prix en Perú, en el que quedó en la tercera posición a 41 segundos de la marca mínima para el evento brasileño, lo que la motivó mucho más.

"Una peruana quedó en el primer puesto, segundo fue Ángela (Castro) y terminé la competencia en el tercer lugar, lo que me dio la esperanza de que se podía lograr el objetivo”, indicó.

Fue la quinta marchista boliviana en lograr el registro mínimo. Lo consiguió en un evento en La Coruña, España, donde terminó en el vigésimo quinto puesto de la clasificación general con una hora y 36 minutos, el tiempo exacto que se necesita para llegar a los Juegos.

"Cuando viajé a España me fui con el objetivo claro, lograr el registro mínimo. Eso era lo que nos habíamos trazado con la profesora Martha Marín (entrenadora)”, señaló Coronado.

Recordó que llegó a practicar esta disciplina del atletismo por casualidad. Cuando estaba en el colegio Hugo Dávila, su profesora Nancy la llevó a un evento nacional y decidió quedarse.

"En uno de esos viajes conocí a la profesora Martha (Marín), vi que trabajaba con muchos marchistas y quise entrenarme con ella, no me equivoqué. Es una persona que trabaja duro y nos hace ver que podemos lograr nuestros objetivos”, acotó la deportista.

Mencionó que en principio se le complicó por la técnica, ya que tenía que trabajar mucho en ese aspecto, pero con el paso del tiempo fue  aprendiendo y corrigiendo los errores que cometía.

Otro de los problemas con los que tropezó fue el cambio de distancia de los 10 a los 20 kilómetros. "Todo es diferente, la alimentación, el entrenamiento e incluso el descanso. Fue duro, pero poco a poco nos fuimos adaptando”.

La oferta del presidente Evo, un premio de 50.000 dólares por una medalla de oro,  seduce a la marchista, quien sin embargo está consciente de que las preseas están lejos para el país y por el momento sólo apunta a mejorar su marca nacional e intentar terminar la prueba entre las 30 mejores.
 
Hoja de Vida

 

  • Nombre Stefany Mildred Coronado Gemio.
  •  Nacimiento Sucre, 16 de septiembre de 1996.
  •  Familia Vicente y Rocío (padres), Nayely (hermana).
  •  Estudios Cursa el primer año de la carrera de Terapia Ocupacional en la UMSA.
  •  Estatura y peso Mide 1,73 metros y pesa 53 kilos.

Comentarios

Otras Noticias