Minuto 90

¿Después de Río qué?

domingo, 31 de julio de 2016 · 00:00

Ramiro sánchez El Panamericano Deportivo

Estamos a puertas de la cita más importante del deporte mundial, los Juegos Olímpicos y, como muy pocas veces ocurrió, casi todos nuestros representantes asisten por mérito propio; es decir, alcanzando la marca mínima requerida y no por invitación.

Esta mejoría fue posible gracias a mejores condiciones de preparación en nuestros atletas de élite, esto por el esfuerzo familiar y también iniciativas de la empresa privada como el programa Tunkas, desarrollado por la CBN. 
 
Sin embargo, el optimismo debe ser mesurado porque la realidad muestra que Bolivia, aún está muy lejos de competir con los países históricamente líderes en esta cita, incluso en disciplinas donde se dio un repunte interesante de nuestros deportistas.
 
Así como se demanda en el fútbol apostar por un verdadero proceso, nuestros deportistas con potencial olímpico, precisan trabajar cuatro años en condiciones de alta competencia, escenario utópico si no se cuenta con una inyección económica que garantice cubrir esta necesidad.
 
Quizás por ello se aguarda que más allá del incentivo económico prometido por el presidente Evo Morales a quienes obtengan medallas, esa intención de apoyo debería materializarse más bien, en una verdadera política de apoyo que sea constante para encarar el nuevo ciclo olímpico.
 
 La preocupación de no saber que pasará después de Río, cuando culmina el programa Tunkas, ha llevado a los propios deportistas a plantear sugerencias para generar recursos, como destinar un porcentaje de las ganancias que genera el paso del Dakar por nuestro país. Pertinente o no, el interés tendría que emerger del propio Ministerio de Deportes y otras instituciones que administran el deporte en nuestro país. 
Si no se garantiza una continuidad al trabajo, la mejoría alcanzada hasta el momento, de nada servirá.

Comentarios

Otras Noticias