Minuto 90

No se puede desahuciar a nadie

jueves, 25 de agosto de 2016 · 00:22
Toto Arévalo Director de Deporte Total 
 
Cuando dijeron que Bolívar iba a bailar con la más fea no se equivocaron, bailó con la más fea. Fue un partido muy duro para los celestes,  que no pudieron establecer la diferencia que necesitaban para asegurar la victoria.

 Un equipo que se pone en ventaja por la vía del penal está obligado a buscar un segundo gol, pero el rival demostró el por qué es campeón de la Libertadores e incluso pudo salir con ventaja el cuadro colombiano.

Los celestes pusieron todo su empeño, todo su esfuerzo, pero fue insuficiente para sus pretensiones. Sabíamos que sería el rival más difícil y así lo fue porque estuvo bien parado y copó los espacios suficientes para complicarle al cuadro nacional e incluso buscar el contragolpe que puso en riesgo la puerta de Rómel Quiñónez.

Futbolísticamente se nota que Colombia tiene ventaja en relación con fútbol nacional. Los cafeteros terminaron con resto físico, con un despliegue importante en el terreno de juego. Además cuentan con un técnico inteligente que supo bloquear a Bolívar y desesperarlo. Atlético Nacional jugó con la desesperación de los celestes, jugaron con la presión y lo importante es que nunca perdió la calma, por lo que incluso pudo llevarse la victoria  del  compromiso.

Es muy duro el resultado para el fútbol nacional, en una noche que muestra que las posibilidades de avanzar a la siguiente fase de la Sudamericana parecen desaparecer para los equipos bolivianos luego de que disputaron los partidos de ida.

Nacional es serio candidato a un doblete, podría ganar la Copa Libertadores y luego la Sudamericana, pero esto es fútbol y en el deporte nada está escrito, no se puede desahuciar a nadie, hay que jugar todos los partidos.


10
21

Comentarios

Otras Noticias