Minuto 90

¿Cómo andamos por casa?

domingo, 11 de septiembre de 2016 · 00:00
Ramiro Sánchez/ El Panamericano Deportivo 
La FBF expresó ante la FIFA su preocupación por las expresiones xenófobas y discriminatorias vertidas en el reciente compromiso entre Chile y Bolivia. De comprobarse estos hechos, la Roja corre el riesgo de, incluso, jugar sin público sus próximos encuentros como local.
Ese comportamiento contrasta significativamente con la conducta expuesta en la pasada Copa América, donde la campaña "Tarjeta Verde” cumplió el objetivo de inculcar el respeto a los símbolos patrios extranjeros, sus hinchas y las propias selecciones. Al parecer, no se dio continuidad a este proceso, lamentándose incidentes ante Argentina y nuestra Selección.
Esta penosa experiencia debe invitar a la reflexión sobre cómo marchan las cosas en nuestro país, no sólo en lo inherente a partidos de selección, sino también en el torneo doméstico.
  Las autoridades deberán reconocer que de un tiempo a esta parte el control al cumplimiento de la Ley 1515 ya no es tan riguroso como antes, observándose en algunos escenarios el estallido de fuegos artificiales, ingreso de personas en estado inconveniente y otras vulneraciones al reglamento.
 Lo más preocupante es que se toma a la ligera algunos elementos clave, como ocurrió con la visita de Perú, cuando fue un desacierto permitir que los hinchas visitantes se ubiquen en cualquier sector. Ya en una anterior ocasión se vio el riesgo de esta licencia, cuando aficionados chilenos rasgaron una enorme bandera nacional ocasionando el enojo natural de los bolivianos ante esta agresión.
La experiencia de Santiago debe motivar en nuestro país una evaluación y mejoras en los mecanismos de seguridad, no por el temor a una sanción, sino por preservar lo que en muchos países ya es un capital perdido: que el fútbol sea un espectáculo sin violencia.

Otras Noticias