¿La quinta es la vencida para Argentina?

En noviembre buscará la ensaladera de plata ante Croacia. Cayó en finales de 1981, 2006, 2008 y 2001
martes, 20 de septiembre de 2016 · 00:00
AFP / Buenos Aires

 Argentina va en camino de romper un maleficio y muestra que puede ganar la Copa Davis tras clasificar por quinta vez a la final gracias a un Juan Martín del Potro imparable, pero también con un equipo sólido capaz de adaptarse a todo. 

Los argentinos darán su quinta batalla por la "ensaladera de plata” en noviembre ante Croacia, un rival que no da la talla de los otros cuatro a los que enfrentaron en las finales perdidas. Argentina cayó en las finales de 1981, 2006, 2008 y 2001. 

Como el Ave Fenix, el equipo sudamericano renació de sus cenizas y dejó en el camino al campeón Gran Bretaña y a su estrella Andy Murray, el número dos mundial, doblegado por un Del Potro en su máximo nivel. 

La Torre de Tandil, que ganó el primer punto de Argentina ante Gran Bretaña, confirmó en la Davis su brillante regreso tras dos años de inactividad por lesiones en sus muñecas. Delpo logró la medalla de plata en julio pasado en los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde en la final fue derrotado precisamente por Andy Murray y llegó a cuartos de final en el US Open, instancia en la que cayó ante el suizo Stan Wawrinka. Pero fue Leonardo Mayer, 131 del ránking, el héroe inesperado que logró el tanto decisivo con una victoria sobre Daniel Evans, una arriesgada, y finalmente acertada, elección del capitán Daniel Orsanic, verdadero orfebre del equipo Albiceleste. 

El momento de Argentina

 "Este es un momento muy emotivo. Argentina tiene un equipo de hombres, de buenos tipos que dejan todo realmente. Esto es mucho más de lo que podríamos aspirar”, dijo el capitán tras la clasificación. No casualmente Orsanic destacó la buena relación entre sus jugadores y el estado anímico del grupo como uno de los factores que hacen distinta esta oportunidad para el equipo argentino en contraste con las desinteligencias de finales pasadas.

 "Desde que comenzó la temporada, Orsanic apostó en cada serie al jugador que creía más conveniente (...) y durante este tiempo el equipo nacional demostró precisamente ser eso: un equipo”, destacó ayer el diario La Nación. Pero si Del Potro es la pieza fundamental del equipo, el jugador deberá escoger muy bien cómo sigue su calendario hasta noviembre cuando se juegue la quinta chance de quedar en la historia. La serie lo encontró como un Titán pero lo dejó exhausto tras ocho horas de juego en dos partidos y con problemas en el abductor izquierdo. "No estoy en condiciones ni de moverme, por suerte no es la muñeca”, confesó. 

En 2008 su persistencia en jugar el Master de Shanghai fue en contra de los intereses de la Copa Davis cuya final Argentina perdió ante España apenas dos semanas después. Esta vez tiene la ocasión de aprender del pasado. Del armado de un calendario inteligente y de la influencia de Orsenic en esa tarea, dependerán en gran parte las chances de Argentina de entrar, por fin, en la historia de la Copa Davis.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Otras Noticias