Bolívar intentará alcanzar la cima de la tabla del Apertura

Rodríguez y Cabrera serán las novedades en el equipo celeste, que el domingo goleó 6-0 a Guabirá. Los potosinos buscan recuperarse tras caer 2-1 ante Blooming.
miércoles, 21 de septiembre de 2016 · 00:00
Marco Mejía  /  La Paz

Bolívar buscará esta tarde ante Nacional Potosí  la punta de la tabla de posiciones del certamen Apertura de la Liga, en el partido reprogramado de la tercera fecha que se disputará desde las 15:00  en el estadio Hernando Siles.

Los celestes comenzarán a ponerse al día con los dos encuentros que tienen pendientes debido a su participación en la última Copa Sudamericana. Ganando esta tarde el conjunto paceño pasará al primer lugar, con 12 unidades acumuladas, dos más que Petrolero, Universitario y Wilstermann, que de momento comparten el primer lugar.

La Academia llega al juego de hoy luego de una goleada por 6-0 que le propinó a Guabirá el pasado domingo. El equipo alcanzó uno de sus picos más altos desde que asumió el director técnico Beñat San José Gil, además consiguió esa cantidad de goles después de 11 meses.

El entrenador español adelantó que no realizará muchas modificaciones en el elenco titular, a lo mucho "un par de variantes”, y las mismas serían el retorno de Edemir Rodríguez a la banda derecha por Erwin Saavedra, que está un poco golpeado; además  el ingreso de Nelson Cabrera por Ronald Eguino.

En la última sesión que se realizó ayer por la mañana en la zona de Tembladerani,  San José mostró  que Leonel Morales irá desde el vamos en el medio; mientras que la pareja de atacantes será conformada por Juan Carlos Arce y Juan Eduardo Fierro.

El de hoy será el quinto partido consecutivo que los celestes tendrán en condición de local, aunque las cosas cambiarán desde el próximo sábado,  cuando la Academia  tendrá tres visitas continuas: ante Petrolero, Real Potosí y San José, en los que los académicos intentarán marcar diferencia fuera de la sede de Gobierno.

El rival de los celestes

Nacional Potosí, que se encuentra en el octavo lugar de la tabla con sólo seis unidades acumuladas, cayó el lunes por la noche frente a Blooming por 2-1, en los minutos de descuentos de un lance en el que estaba casi seguro un empate.

Los potosinos sufrieron en ese partido las expulsiones del golero Juan Carlos Robles y del defensor Mariano Ramírez, quienes serán bajas obligadas esta tarde. Luis Banegas y Darwin Lora apuntan a ser los reemplazantes. 

El equipo llegó ayer a La Paz y en horas de la tarde realizó una sesión de orden regenerativo en procura de recuperar el estado físico de los jugadores. El técnico Óscar Sanz se quejó del escaso margen, menos de 48 horas, entre partido y partido, pero apuntó que intentará al menos rescatar una unidad.

 

El juego  liguero
  • Gancho En un horario poco usual (15:00), la dirigencia de Bolívar ha dispuesto para esta tarde que dos  personas ingresen pagando una entrada; además, todos los estudiantes de colegios y universidades   accederán gratuitamente al escenario miraflorino a sola  presentación de  su carnet, que acredite su condición de estudiante.
  •  Tribunas Sólo se habilitarán los sectores de general y preferencia para el ingreso de espectadores. Las entradas para estos sectores tendrán un costo de 20 bolivianos. Las personas que tienen sus abonos para curvas norte o sur podrán ingresar sin ningún problema.
"Físicamente el rival  puede tener una desventaja”

 

Página Siete  / La Paz

El DT de Bolívar, Beñat San José Gil, admitió ayer que  Nacional Potosí "puede tener una desventaja” en el lance de hoy en el Siles,  ya que tiene un día  menos de descanso. 

Los celestes jugaron el domingo por la tarde frente a Guabirá y hoy volverán a hacerlo después de tres días, en cambio los potosinos se midieron el lunes por la noche con Blooming y en menos de 48 horas estarán nuevamente en la cancha.

"Lo que pensamos que para nosotros no es lo adecuado, tampoco es para el rival. Es verdad que volver a jugar en menos de 48 horas, físicamente, puede tener una desventaja”, subrayó.

San José recordó que "a nosotros nos pasó que tuvimos que jugar el domingo con un equipo combinado y luego viajar a disputar un torneo internacional, donde la exigencia es alta. Hoy le pasa a un rival y no es lo más óptimo”, acotó.

El estado del campo de juego del estadio Hernando Siles fue nuevamente objeto de preocupación de parte del entrenador de los académicos. Luego de la derrota que tuvo la plantilla frente a Oriente (1-0), el vasco ya  había expresado su malestar, luego se jugaron cuatro partidos de la Copa Bolivia y el domingo ante Guabirá la cancha se encontraba en peores condiciones.

"La cancha está muy trajinada, me sorprende que el escenario más importante tenga tantos partidos encima y no se priorice a la máxima competición. La cancha está mal y repercutió en el juego que tenemos, por ejemplo, teníamos que hacer tres controles antes de cada pase, los marcadores tienen más tiempo para presionarte y ya hablamos con el club, ojalá que la cancha este más nivelada”, expresó.

 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

80
2

Otras Noticias