Nogales, un piloto de ñeq’e que corre con moto prestada

La falta de dinero impidió que pueda introducir en el campamento un vehículo, ya que ello implica un gasto extra de 25.000 dólares.
jueves, 5 de enero de 2017 · 00:00
Juan Carlos Toro / Enviado especial a Jujuy, Argentina

Corre con una motocicleta prestada. Está  solo en el vivac. Su padre (Simón) y su  hermano (Jimmy), además de un fisioterapeuta (Gabriel Parra), le ayudan desde  afuera. El corredor cochabambino Dany Nogales disputa  su segundo Dakar, a puro ñeq’e.  Está contento porque las cosas le salieron bien hasta el momento. Sólo espera cruzar la meta en Buenos Aires el 14 de enero.

 "Viene con una moto prestada y todos tenemos que apoyarlo si es que tiene alguna dificultad, porque somos mecánicos”, contó el padre del corredor antes de que arranque  la competencia.
 
La falta de dinero impidió que pueda introducir en el vivac un vehículo, ya que ello implica un gasto de entre 15.000 y 25.000 dólares, aproximadamente, todo dependiendo del tamaño que tenga el motorizado.

En 2016 el valluno tuvo que dejar la competencia en la octava etapa, cuando se corría entre las localidades de  Salta y Belén,   por determinación de Amaury Sport Organisation (ASO), que observó el exceso de tiempo en esa jornada. 

Las condiciones en las que compite en la actualidad no cambiaron mucho. Según su padre, la falta de respaldo económico hace que su participación en la competencia sea en inferioridad de condiciones en relación con los otros pilotos nacionales y más con quienes son del exterior. 
 
Ante esa situación, Nogales y su equipo optaron por dejar la camioneta fuera del campamento. El reglamento dice que debe  estar a más de un kilómetro de ingreso al campo cerrado, por lo que el competidor tiene que buscar la forma de llegar a las personas que lo apoyan para hablar de los detalles concernientes a la prueba, su recuperación y también de aspectos mecánicos. 

Tampoco cuenta con un  motor home  como los otros corredores y usa una carpa de color rojo para pasar la noche; en el ingreso a ésta siempre está colgada la tricolor nacional. Ese espacio lo comparte con su moto, que descansa junto a él luego de cada una de las etapas. 

"Tengo que agradecer a Happy Peredo, don Fortunato Maldonado, Wálter Nosiglia, Marco Bulacia y todos en general porque me apoyan en el vivac, están pendientes preguntando cómo estoy y nos colaboran en lo que se puede”, aseveró el cochabambino. 

Explicó que en la competencia no participa en la categoría super production como los otros, sino en la división maratón, en la que el reglamento no permite realizar muchas modificaciones a la máquina. 

"No se puede cambiar el telescopio, el mono schok, la orquilla e incluso el motor no se puede abrir, todo está bajo inventario de la ASO. Los cambios en el motor me pasarían a la categoría inmediata, la super production, pero no me conviene porque los otros pilotos están bien equipados”, dijo. 

Sobre la labor de recuperación que realiza al final de cada jornada, Nogales explicó que se debe "dar una escapada” para llegar al lugar en el que se encuentran los camiones y ahí realizar la coordinación correspondiente para el siguiente día y también recibir un tratamiento de su fisioterapeuta. 

"La máquina anda bien, estoy contento porque rinde más de lo que esperaba, incluso llegamos a los 170 kilómetros por hora y confiamos en que puede rendir mejor”, puntualizó. Acotó que su objetivo es concluir con la competencia, por eso es que no quiere golpear la moto y dañarla, además de su estado físico, por lo que prefiere mantener el ritmo de competencia. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
192
4

Otras Noticias