El Dakar, en el “desierto” de Mochará, vuelve a sus raíces

La gente que llega del exterior notó el cambio. Los lugares áridos y con mucho polvo son la esencia de la cita internacional.
viernes, 6 de enero de 2017 · 00:16
Juan Carlos Toro  / Enviado especial a Tupiza

 El Rally Dakar 2017 ingresó en el desierto o al menos esa fue la impresión que causó en los seguidores de la competencia cuando la caravana llegó a la población de Mochará, donde se ubicó el vivac de Tupiza, un lugar alejado de la ciudad.

La gente que llega del exterior notó el cambio. Varios  sintieron el impacto de dejar un campamento citadino, como el de Jujuy y otro alejado del movimiento tradicional de una ciudad.

El lugar estaba rodeado de montañas, con mucho polvo y un clima  frío que obligó a muchos a ponerse la chamarra y el gorro. "Si es que Marc Coma eligió este lugar es por algo, él es quien se encarga de esta labor”, dijo Juan Pablo, uno de los integrantes de la caravana que trabaja con el tema logística.

Añadió sentirse contento por conocer el lugar, ya que en realidad los lugares áridos y con mucho polvo son la esencia de  esta competencia; recordó lo que pasaba hace años, cuando ésta  se realizaba en África. "Seguramente es molestoso para la gente del cuerpo médico; ensucia los equipos, pero ya están acostumbrados a eso porque el año pasado tuvimos tres sitiales similares y trabajan desde antes en este tipo de labor”, aseveró el argentino que trabaja con la caravana.

A diferencia de las ciudades argentinas, en el primer vivac nacional el clima fue refrescante en principio. Muchos se sintieron aliviados luego  del calor insoportable y humedad que hubo en suelo rioplatense.

"Hay que tomarse muchas fotos; es posible que nunca más vengamos a estos lugares”, dijo un periodista de España antes de bajar de un bus que trasladó a la gente de prensa hasta el campamento. "Estuvimos alejados de lo que es el Dakar, pero creo que esto es lo que muchos esperábamos para la prueba”, aseveró Laura, una periodista paraguaya del grupo la Nación, quien confesó que desde el ingreso a suelo de Tupiza se vio sorprendida por los paisajes.

Con el paso de las horas, el calor algo más seco que en otras regiones  hizo que la gente se quite la chamarra y deje la gorra. En la parte posterior del vivac se escuchó el sonido del motor de un helicóptero, uno de los tres que estaban en tierra comenzó el despegue y el polvo que dejó en el aire se asemejó a un  desierto africano.

La población del municipio de Tupiza, en Potosí,  recibió con una fiesta a los  participantes de la competición internacional. "Venimos de Santa Cruz  y estamos maravillados con esta gran fiesta, con  toda esta maquinaria del Dakar”,  dijo un visitante boliviano.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
69
1

Otras Noticias