“En este último semestre fuimos más pragmáticos”

El español comentó que se considera un técnico ganador pese a que la afición lo considera defensivo. “La primera premisa que tenemos es ganar”, dijo.
lunes, 18 de diciembre de 2017 · 00:00

Marco Mejía  / La Paz 


El técnico del bicampeón nacional alista sus maletas para viajar a su país y disfrutar sus vacaciones.

“Hace dos navidades que no pasó estas fiestas con la familia”, confesó. Beñat San José Gil ya ingresó en la historia del club Bolívar con los dos títulos que consiguió este año, pero el vasco ya tiene en la mente los planes para que la Academia mantenga y amplíe su hegemonía en el fútbol boliviano y superar lo que hizo Azkargorta en la Libertadores (2014), que significaría llegar a una final.


¿Pasó el festejo del bicampeonato y  ahora qué?


El fútbol es una rueda sinfín, tal como lo menciona don Guido (Loayza) con esa gran experiencia que tiene. Hay que establecer bien el proyecto porque el 2018 tenemos varios retos como el tricampeonato y nuestra participación en la Copa Libertadores, donde hay que seguir creciendo en esa propuesta que tenemos de no quedarnos y este plantel sabe y tiene la experiencia para ello.


La competencia siempre es buena para crecer, ¿cómo analiza usted el torneo boliviano?


Es muy buena la competencia que existe, de ahí que tiene doble mérito el haber ganado dos campeonatos consecutivos a falta de una jornada. Hasta hace poco estuvimos varios equipos ahí arriba luchando codo con codo y gracias a Dios nos disparamos nosotros. El fútbol boliviano está subiendo en estructura de equipos, en competencia y jugadores; pero lo que hay que mejorar urgentemente es el estado de las canchas, algo que necesita este fútbol para mejorar en su competencia y la imagen en el exterior.


Ya lleva un año y medio en Bolivia, ¿hay mejora en los terrenos de juego?


Sinceramente no. Tengo un dato curioso, porque en Yacuiba hicieron un estadio precioso que tuvimos el honor de inaugurar, pero nosotros no hemos jugado nunca ahí. Es una pena que no se utilice un estadio que costó tanto, ya que tiene todas las condiciones para hacer un buen fútbol, en cuanto a las otras canchas no han mejorado mucho y hasta el Siles por actos extradeportivos se estropeó.


La condición para tener un buen fútbol es tener un buen terreno...


Sin duda, es fundamental, ya que esto no es rugby y jugamos con los pies y tener mejores canchas fomentaría tener buenos jugadores y la evolución del propio juego.


La gente lo ha considerado este último semestre como un técnico defensivo, ¿qué dice usted?


Yo soy un técnico ganador, yo juego para ganar y ese el primer objetivo. Si yo fuera con un cliché no hubiéramos ganado este último torneo por la cantidad de lesionados que hemos tenido. Está claro que mis números son netamente ofensivos, ya que el Bolívar es el primero en Sudamérica por delante de equipos como Boca Juniors o River Plate en goles a favor, es decir, nuestro perfil es ofensivo, pero la primera premisa es ganar.


¿El Bolívar de este último semestre fue más pragmático?


Pienso que sí, ya que desde el primer torneo que dirigí (2016), tuvimos una gran progresión futbolística, el primer semestre de este año existió excelencia y este último fuimos más pragmáticos porque era la forma de poder ganar por los altercados que tuvimos como la cantidad de lesionados, apenas cuatro días de vacaciones, sin hacer pretemporada y con  una eliminación muy injusta en la Copa Sudamericana (ante Liga de Quito) y encima dos partidos consecutivos del torneo de visitante que los perdimos. El escenario no era el ideal y necesitábamos encontrar soluciones, no jugamos con la excelencia del campeonato pasado.


¿Los cambios de sistemas responden a esta dificultad que tuvo?


El primer semestre mantuvimos más el dibujo del 4-3-3, pero ahora jugamos de varias maneras, como poner tres delanteros o más defensores, en algunas ocasiones Edemir Rodriguez y Leonel Morales jugaron con un solo central para ser más ofensivos. Tuvimos un campeonato complicado, ya que el plantel fue corto por las lesiones que existieron y en la adversidad Wálter Flores me ayudó mucho por las conversaciones tácticas que tuvimos y al final del certamen, tácticamente se vio un equipo muy versátil que dio muy buenos frutos.


¿La mancha negra en esos números tan favorables que tiene fue el 5-1 en contra ante Oriente Petrolero?


Ahí está gran parte de mi responsabilidad, porque yo le dije al equipo que teníamos que salir jugando por el piso y tuvimos dos errores humanos que el rival aprovechó bien, encima expulsaron a Sirino, que se perdió un partido por roja directa y otra por acumulación de amarillas, cuando a él le dan patadas y lo agreden por todo lado. La verdad que ese día Oriente acertó en todo, fue una jornada accidentada que la tienen todos los equipos del mundo.


¿Qué les dice a Marcelo Claure y Guido Loayza, que son la cabeza de este proyecto?


Gracias por la confianza que tienen hacia mi persona que es mi mayor energía. A don Guido hay que agradecerle siempre ese desprendimiento que tiene por compartir su sabiduría, por su calidad de gente y arroparme bien en La Paz. A Marcelo quiero decirle que es un genio, que ha conseguido cosas increíbles, pero que mantiene la humildad que lo hace una persona más grande. Es gratificante que haya confiado ciegamente en mi visión futbolística y que además su visión y la mía se hayan juntado.

HOJA DE  VIDA

  • Nombre Beñat San José Gil
  •  Fecha de nacimiento El 24 de septiembre de 1979 en San Sebastián, Guipúzcoa, España.
  •  Trayectoria Dirige a Bolívar desde junio de 2016, club con el que salió  dos veces campeón. Al año dirigirá su primera Copa.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

128
17

Otras Noticias