Tropezó con la misma piedra

lunes, 15 de mayo de 2017 · 00:02
Alfonso Arévalo  Director de Deporte Total 

Los clásicos se ganan, no se juegan dice un viejo y conocido refrán y Bolívar jugó el segundo clásico tan importante y esencial en su aspiración de lograr el título casi de manera perfecta. Eliminó las posibilidades de aparición del equipo atigrado, convirtió los goles en los  momentos precisos, ahogó al Tigre y tuvo en Leonel Justiniano su jugador más importante. Siendo un volante mixto tuvo llegadas permanentes sobre el arco de Daniel Vaca, era del que menos esperaba el Tigre que llegue para  hacer gol y marcó dos hoy. 
 
Fue un partido muy forcejeado. Las circunstancias previas al juego obligaban a los dos a evitar la caída para mantener su chance de estar cerca del título, para Bolívar mucho más todavía. Luego de derrotas sucesivas de visitantes que habían cuestionado su presencia en la cima de la tabla comparativa. 
 
Bolívar fue puntual, rápido en la salida y efectivo en el contragolpe. De lo que no queda ninguna duda es que a The Strongest le faltó el patrón de la mitad de la cancha, Pablo Escobar,  el ordenador de su juego  aún sin mucho despliegue físico. Hoy The Strongest privilegió la Copa Libertadores porque sabe que el miércoles ganando a Santos tiene una enorme posibilidad de alcanzar. Entre los dos torneos que juegan los de Achumani, hoy la Copa  fue su prioridad.
 
 Beñat San José  le ganó por segunda vez a César Farías. Bolívar  es el único equipo que neutralizó a The Strongest y lo sometió de manera impecable. El arbitraje de Irusta fue para destacar.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

412
116

Otras Noticias