¡Sorpresa Monumental! El Gremio vence en casa de River

El local intentó adueñarse del partido, pero la visita fue inteligente en su postura y le plantó resistencia con un esquema de poco espacio entre sus líneas
miércoles, 24 de octubre de 2018 · 00:01

AFP / Buenos Aires

El Gremio, actual campeón, quedó a las puertas de una nueva final de la Copa Libertadores de América, tras vencer anoche de visita a River Plate por 1-0 en partido de ida de semifinales jugado en Buenos Aires.

Michel (62), de cabeza, anotó el gol para el triunfo de Gremio, fundamental para su objetivo de retener la Libertadores, y llegará con una buena diferencia para la revancha que disputará en su propio terreno el 30 de octubre en Porto Alegre.

El ganador de esta serie se enfrentará en la final con el vencedor de la semifinal que hoy comenzarán a disputar en Buenos Aires el Boca Juniors y el Palmeiras. En un estadio Monumental repleto, River intentó adueñarse del partido en los primeros minutos, pero Gremio fue inteligente en su postura y le plantó resistencia con un esquema de poco espacio entre sus líneas, decidido a cortar cada avance, con buenos desempeños en la defensa y de Maicon en la mitad de la cancha.

El local buscaba explorar los costados con las subidas de Montiel por derecha, además de la movilidad que aportaba Rafael Borré en el ataque, pero el delantero colombiano quedaba demasiado solo en sus intentos y su compatriota Juanfer Quintero no terminaba de asumir el papel de armador en la ofensiva. Gremio también hizo lo suyo y trató de llevar el juego a su molino con un esquema prolijo y escalonado, concentrado al máximo en las marcas para no quedar mal parado ni dejar huecos, a partir de la solvencia de Geromel y Kannemann en la zaga central y con oficio para manejar el ritmo del partido.

Con pocas chances de generar peligro dentro de las áreas, no extrañó que las llegadas más claras de ambos lados fueran con remates de media distancia, como un zurdazo potente de Cícero por el centro que Armani desvió con esfuerzo, mientras que Exequiel Palacios exigió a Marcelo Grohe con dos derechazos calcados al rincón derecho.

Más allá de su vocación ofensiva, a River se lo vio frustrado e incómodo luego de la primera parte, sin poder resolver el cerrojo firme que le propuso Gremio, acostumbrado a “trabajar” con solvencia esta clase de duelos de carácter áspero.

El gol cayó como un baldazo de agua helada en el Monumental, y aunque Gallardo insistió con otras variantes, lo concreto fue que Gremio se afirmó en su plan defensivo y se mostró inexpugnable, cómodo en la espera, agazapado para lastimar de contraataque. Impotente y nervioso, River se cargó de faltas y de amonestaciones y a punto estuvo de sufrir el segundo gol, cuando Leo Gomes tomó un rebote tras un tiro libre y colocó un remate esquinado que salió al lado del poste derecho de Armani.

Jugado a todo o nada, el local intentó llegar al empate, pero sólo estuvo cerca en una de las últimas acciones de la noche, con un tiro libre combado de Quintero que obligó a una estirada de Marcelo Grohe.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

164
99

Otras Noticias