Primer goleador boliviano de la Copa, Marcelo Martins

Desde 2000, cuando cambió de formato, en la Copa Libertadores sólo hubo un clásico regional y fue Boca-River, que se repetirá en esta edición de la Copa.
jueves, 22 de noviembre de 2018 · 00:00

EFE  / Bogotá

A falta de dos días para que caiga  el telón de la edición 58 de la Copa Libertadores, mostramos  otras  historias imperdibles  que dejó el torneo de clubes que nació en  1960.

El primer boliviano campeón

Tuvieron que pasar 48 ediciones de la Libertadores para que un boliviano se consagrara como máximo goleador. Ese honor le correspondió al delantero Marcelo Martins Moreno, quien anotó ocho tantos en la edición de 2008 para el Cruzeiro brasileño, que quedó por fuera en octavos de final. Martins compartió la distinción con el paraguayo Salvador Cabañas, del América mexicano.

El partido que se repitió...  por amenazas

El Atlético Nacional-Vasco da Gama en la tercera fase de la Copa Libertadores de 1990 es el único partido que, por motivos extradeportivos, se ha repetido en el torneo.

Inicialmente se jugó el 29 de agosto en el estadio Atanasio Girardot de Medellín con triunfo del equipo colombiano por 2-0. Sin embargo, la Conmebol lo invalidó y ordenó repetirlo por amenazas de muerte que ese mismo día denunció la terna arbitral uruguaya encabezada por Juan Daniel Cardellino.

En consecuencia se volvió a jugar el 13 de septiembre, pero en el estadio Santa Laura de Santiago de Chile porque también hubo sanción para la sede de Nacional, que aún así ganó por 1-0 y se instaló en semifinales tras el empate 0-0 en el duelo de ida.

El único clásico local desde  2000

El cambio de formato de la Copa Libertadores a partir del año 2000 ha hecho que solo uno de los grandes clásicos locales se haya jugado desde entonces: River Plate-Boca Juniors. Los dos mayores clubes del fútbol argentino se han medido en las ediciones de 2000, 2004, 2015 y la actual. La primera de ellas vio campeón al Xeneize y la de hace tres años, al Millonario.

Padres e hijos campeones

Únicamente tres padres e hijos han ganado la Copa Libertadores y entre todos suman ocho títulos en el torneo. Se trata de los argentinos Juan Ramón Verón, campeón con Estudiantes de La Plata en 1968, 1969 y 1970, y su hijo Juan Sebastián, que alzó el trofeo en la edición de 2009 también con el equipo Pincharrata.

Los otros son uruguayos y la ganaron con Peñarol. Néstor Goncálvez lo hizo en 1960, 1961 y 1966, y su hijo Jorge, en 1987, el mismo año en que la levantó Gustavo Matosas. Su papá, Roberto, fue campeón en 1960 y 1961.

El único campeón con tres equipos distintos

Claudemir Vítor no es recordado por sus goles ni por ser del selecto grupo de brasileños que le pegan a la pelota como los dioses del fútbol. Sí lo es, en cambio, por tratarse del único jugador campeón de la Copa Libertadores con tres equipos distintos: Sao Paulo en 1992 y 1993, Cruzeiro en 1997 y Vasco da Gama en 1998.

El cieneasta presidente que llegó a la final

El Sporting Cristal vivió su año más importante en la Copa Libertadores en 1997 cuando llegó a la final dirigido por el uruguayo Sergio Markarián y con una nómina en la que brillaban Nolberto Solano y Julinho. Aquel equipo lo presidía el reconocido cineasta Francisco Lombardi, que entre otras películas ha adaptado Pantaleón y las Visitadoras, libro del Nobel Mario Vargas Llosa.
 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

130
49