Pochi Chávez a la dirigencia de Wilstermann: Thiago o yo

Después del enfrentamiento que hubo entre el argentino y el brasileño, el jueves en el partido del cuadro rojo con San José, ayer no hubo reconciliación.
sábado, 11 de agosto de 2018 · 00:00

Los Tiempos / Cochabamba

El volante argentino Cristian Pochi Chávez dio a escoger a la dirigencia de Wilstermann, entre él y el ayudante de campo Thiago Leitao.

Después del enfrentamiento que hubo entre Chávez y Thiago en la banca de suplentes durante el partido Wilstermann-San José el jueves pasado, ayer no hubo reconciliación.

Una vez terminado el partido, Chávez ya no se encontraba en el camarín cuando el cuerpo técnico llegó, por lo tanto no hubo diálogo el jueves. En horas de la noche Thiago publicó una disculpa pública en las redes sociales, por su comportamiento y aunque de seguro Pochi las aceptó, la relación entre ambos se rompió y el jugador aseguró que no podría seguir trabajando en el equipo, si continúa el ayudante de campo de Peña.

La dirigencia solicitó una reunión entre ambas partes anoche; sin embargo, hasta el cierre de edición aún no salió humo blanco ni negro.

“Estoy hablando con los dirigentes y veremos si me voy a quedar en Wilstermann. No puedo trabajar más con el ayudante de campo”, dijo Chávez a La Oral Deportiva, de Argentina, porque con los medios locales no quiso hablar.

“No tengo problema en pedir disculpas por haber recriminado el cambio, pero no lo puedo mirar a la cara porque me quiso lastimar. No puedo mirar a la cara, ni hablar ni saludarlo más”, completó.

El equipo fue convocado para la práctica a las 14:00. Se anunció que el técnico hablaría cerca de las 14:15; sin embargo, luego de una “supuesta” con los implicados, Peña habló recién como una hora después.

“La gente merece respeto, lo más importante es que Pochi y Thiago limaron las asperezas que pasan en todo lado. Sé que no es un buen ejemplo, pero estamos contentos porque esto queda en familia y los trapitos se los lava en casa”, dijo Peña a la prensa, a tiempo de indicar que habló con todo su cuerpo técnico y Cristian Chávez.

Pero al parecer no se lavaron los trapitos, porque todo el plantel salió a entrenarse, menos Chávez. La práctica se inició y se desarrolló con normalidad, pero el argentino no salió del camarín hasta casi media hora después, pero se fue directo a su auto y dejó el complejo, mientras sus compañeros continuaban entrenándose.

La dirigencia aviadora decidió que recusará al árbitro Alejandro Mancilla, por su mala actuación en el clásico nacional.

14
48

Otras Noticias