Leonel Moreira: “Pura vida Bolívar, pura vida siempre”

El golero costarricense busca su cuarta profesión al margen del fútbol. Quiere un título con Bolívar. Jugar la Libertadores es parte de su motivación.
lunes, 28 de octubre de 2019 · 00:04

Paola Calle / La Paz

Es administrador en recursos humanos. Tiene la categoría B en dirección técnica. Es arquero profesional y sigue sus estudios en idiomas, lo que sería su cuarta profesión. Leonel Moreira se propone retos sin parar, apasionado por el fútbol y creyente en Dios, desde su llegada a Bolívar se convirtió en una de las figuras de la Academia.

Se describe como una persona tranquila a la que le gusta pasar el tiempo con su familia. Su esposa Julieth Granados es el pilar en su hogar,  le ayudó a terminar sus carreras, tiene dos hijos, Santiago y Camila, ambos hinchas de Bolívar. 

Moreira es un arquero mundialista. Aunque en sus inicios fue delantero,  se sintió más cómodo  bajo los tres palos. A sus 29 años Moreira se propuso el reto de jugar la Copa  Libertadores con Bolívar.  “¡Pura vida!”.

Moreira  junto a su esposa Julieth Granados.
Foto: Nirha Gorena

¿Cómo es su vida familiar?

Tengo  cuatro hermanos más, somos una familia que luchó por las cosas que quiere, mis papás me inculcaron buenos valores y trato de inculcarlo con mi esposa a mis hijos. La verdad que tengo una familia unida y luchadora, siempre con la vista adelante, siempre con Dios y hasta ahora eso me ha servido.

Es creyente de Dios...

Sí, la verdad que en esta casa somos hijos de Dios, él nos ha regalado muchas cosas buenas, todo lo que pasa alrededor de esta casa o suceda siempre va encomendado a él y estamos en sus manos.

¿Cómo era en el colegio?

Como decimos en Costa Rica, un poco vago (sonríe), a raíz del fútbol tuve que salir y estudiar aparte, en el momento que me sacaron estaba en el momento de la selección y estudiaba en la federación y ahí pudimos terminar el estudio.

¿A qué edad decidió ser futbolista?

Desde que era pequeño me gustó el fútbol, pero profesionalmente debuté en Costa Rica a los 16 años, a partir de ahí empecé la carrera profesional.

¿Se alejó a temprana edad de su familia?

No, alejarme no, porque la verdad que en Costa Rica me queda cerca de donde inicié, a unas horas en bus o mi papá me llevaba, siempre estuve cerca de la familia y siempre luché hasta el día de hoy.

¿Qué representa la familia en su vida?

Pienso que es uno de los pilares más grandes, mi esposa, mis hijos que están siempre cuando las cosas no van, cuando van bien somos felices todos, cuando las cosas van mal se ve reflejado en la familia porque uno está triste, uno quiere trascender, crecer y todos vamos por buen camino.

Su paso por la selección lo marcó mucho, ¿recuerda su primera convocatoria?

Bastante. Fue para una Copa América  en Argentina, justo jugamos contra Bolivia. Tuve la dicha de debutar en selección mayor y de ahí cambia el pensamiento de uno como jugador porque la selección representa mucho más, todo un país, cosas grandes que uno puede llegar a hacer si sabe aprovechar.

¿Cuál fue su primer club y qué hizo con su primer sueldo?

El primer club fue Herediano, en ese entonces tenía 22 años desde los diez años, ahí me crié, ahí me hice futbolista, me hice profesional. Cuando llegué al ámbito profesional  lo primero que hice fue ayudar en mi casa a comprar cosas que hacían falta porque siempre nos costó. Costó algo  comer, a veces había, a veces no había, situaciones difíciles. Cuando llegó el primer sueldo traté de ayudar y siempre ayudo a mi familia y a mi suegra y suegro también, tratamos de llevar esa equidad tanto mi esposa como yo para así estar nosotros felices. Ellos dieron mucho por nosotros y a uno como hijo le toca retribuir ese cariño a los papás.

El guardameta  con sus hijos Camila y Santiago.
Foto: Nirha Gorena

¿Qué destaca de los arqueros de los países donde estuvo y ahora de Bolivia?

Aquí hay arqueros de buen nivel, hay jugadores de mucha calidad, nada más es tratar de creérsela un poco más, ver que hay un más allá, no conformarse con un grande de acá sino cruzar las fronteras. Tal vez es uno de los pilares que yo tuve claro que es tratar de crecer  en lo profesional,  nunca me puse un techo sino que si llegaba una meta que tal vez había querido desde niño que era debutar en el equipo de mis amores lo hice gané siete títulos ahí. Jugué más de 350 partidos, debuté joven con personas y jugadores de mucha calidad, mundialistas que uno los veía como ídolos y eso me marcó mucho la verdad. 

¿Qué representa el fútbol para Leonel Moreira?

Una pasión. La verdad que  tomo como algo que llena una parte que me gusta hacer, aparte que es mi trabajo, lo tomo con toda la seriedad del caso con todo el profesionalismo, Donde esté siempre entregaré todo.

¿Es un arquero mundialista qué lo motivó llegar a Bolívar?

La verdad que eso fue un arreglo entre los presidentes de los clubes de Pachuca y acá en Bolívar, todo se dio rápido, se dio la oportunidad de venir, un proyecto que me presentaron muy bueno la verdad que me gustó mucho. Soy un hombre de retos, me gustó que venga una nueva experiencia, un fútbol totalmente diferente, que cuesta mucho por la altura, tuve compañeros que jugaron acá y llamé y averigüé y el profesor Carlos Trucco también tuvo mucho que ver en mi contratación, me ayudó. Y como te digo también que un centro americano era difícil jugar una Copa Libertadores. Me motivó más, tratar de venir, crecer como persona y futbolista. Vengo aquí para buscar cosas con el club, en lo grupal buscar el rendimiento, crecer,  ir a otros países y  otras ligas.

¿Sabe que Trucco fue un ídolo en Bolívar?

Sí, la verdad que yo conversé con él en Pachuca,  me dijo dónde vivir, qué teníamos que hacer, cómo era el fútbol de acá, me explicó muchas cosas y al día de hoy me ha funcionado, ha ayudado mucho a que me adapte como para mi familia.

Llegó y jugó, parece que no le costó adaptarse...

La verdad eso es lo importante, que en Pachuca estábamos en la altura y me ayudó en la adaptación, diferente que si venía  de Costa Rica porque era más bajo, agradecido con Dios porque él pone el camino y abre las puertas, soy una persona que si me dan un campo voy a luchar por las cosas que quiero.

¿Le gustaría jugar en el Inter de Miami en la MLS?

La verdad sería importante, soy un hombre que me gusta crecer, pero por el momento doy lo máximo por Bolívar y la camiseta. Ya en su momento lo hablaríamos, pero primero me enfoco en el hoy, no en el futuro porque no sabemos qué pueda pasar, uno tiene que ganarse las cosas, trabajar y no pensar en cosas que no están a la mano, pero no soy de las personas que piensen en el después, sí en el hoy.

¿Comenzó como delantero?

Sí, la verdad que sí, empecé en un torneo, en ese torneo tuve una buena participación, me gusta jugar, pero terminé llevándome y queriendo más los guantes que los tacos y creo que va acorde con mi personalidad. Me gustan los riesgos.

¿Hizo goles como delantero?

Sí, bastantes, incluso de portero en una final tiré un penal, me gusta, soy arriesgado y he tenido la oportunidad de hacer las cosas que me he propuesto y lo que falta (sonríe). 

¿Si se da una tanda de penales usted se anima a patear?

(Ríe) Claro ¿Por qué no? Si en su momento me dan  la oportunidad lo aprovechamos todo por el bienestar del equipo.

¿El fútbol es competitivo, cuánto le costó llegar donde está?

(Piensa) Muchas cosas la verdad, quedar fuera de un Mundial del pasado en Brasil eso fue uno de los golpes más duros que he tenido en mi carrera, pero me ayudó para madurar, para crecer y seguir luchando por lo que uno quiere e infinidad de cosas la verdad que el fútbol cuando uno empieza de joven los más viejos le hacen trabas, más si tienes calidad para llegar y poder tratar de competir contra una persona que tiene su recorrido es un poco difícil, pero lo importante es la solidez que uno tiene en su mente, si uno se propone algo, tratar de lograrlo, a mí me gusta ganarme las cosas no me gusta que nadie me las regale y me ha servido.

Se lo ve serio y enfocado, ¿cómo trabajó su personalidad?

Pienso que siempre ha sido mi característica esa, siempre serio, mantener un perfil humilde, bajo ante todo el mundo, porque el ser uno futbolista no quiere decir que sea uno más que otro,  ante los ojos de Dios somos todos iguales, trato de llevar todo en la cancha y eso le lleva a uno a cosechar buenos frutos.

¿Pura vida en Bolívar?

Pura vida siempre (sonríe). Es una tradición de Costa Rica, pura vida es la alegría que uno tiene  de decirle que siempre hay una palabra que motiva a las personas.  Pura vida, aquí muchas gracias. Si tienes el privilegio de ir a Costa Rica es muy cálido, las personas son muy cálidas con el extranjero,  con las personas que se dejan querer tratamos de apapacharlos y enseñarles que los ticos somos de buen ser.

¿Qué le dice  el hincha? 

La verdad que estoy feliz con el trato, soy de las personas que me gusta ganarme las cosas en la cancha el día a día y demostrar para qué lo trajeron a uno para ayudar y llenar las expectativas de todos. En los clubes que he estado las hinchadas son grandes, uno sabe con qué se topa qué tipo de circunstancias hay en las afición.

Moreira  ingresando a un partido junto a sus hijos
Foto: Nirha Gorena

¿Sus hijos son  de Bolívar?

Sí, la verdad que ellos son del club  donde está el papá y como decimos en Costa Rica ellos van a apoyar a muerte y hasta donde tengamos que ir, al momento ya la celeste se la pusieron en el alma (sonríe).

¿Le gusta La Paz?

La verdad que sí, nos hemos adaptado muy bien. Al principio nos costó un poco sobre todo a mi esposa por el tema de la altura, son cambios diferentes. Estamos contentos y agradecidos con todo, acá en La Paz todos  nos han tratado muy bien.

¿Es verdad que es un aficionado de la salteña?

La verdad que me gusta. He probado muchas cosas que son típicas de acá y me han gustado no le puedo mentir son muy buenas (sonríe). Otras como la sopa de maní me encanta, es impresionante y hay muchas cosas. En Santa Cruz probé el majadito,  yo soy así, soy de probar hay que poner a tono el paladar, uno nunca sabe, si se puede topar con todas las delicias que me he topado hasta ahora (sonríe).

¿Ya recorrió los lugares turísticos de La Paz?

Al único que he ido es al Valle de la Luna. Los primeros días que estuve acá con mi representante, mi hija y mi esposa han ido a la cumbre, a la nieve. Ellos han andado un poco más. A mi esposa le gusta salir, yo por tema de partidos no he podido ir pero el momento que podamos iré encantado. En México fue igual, conocimos muchas partes lindas. Todavía nos queda mucho tiempo más para conocer partes bonitas de Bolivia.

¿A que arquero destacaría?

He visto muchos, soy de enfocarme en las cosas buenas que hacen, no soy de señalar con el dedo de este sí o este no, porque todos luchamos tratamos de crecer acá he visto y me he enfrentado a buenos arqueros, eso es bueno para el fútbol de Bolivia y la Selección.

El golero  celebra un triunfo  con su seleccionado en la última Copa de Oro de la Concacaf.
Foto: Sensación Deportiva

¿Pensó a qué se dedicará después del fútbol?

Sí, a mi estudio, a mi carrera. Yo estudié administración en recursos humanos, la verdad que eso me ayuda, gracias al pilar más grande que tengo que es mi esposa, por eso te digo que leí bastante (sonríe) de los derechos humanos y las cosas para un futuro, también estoy en Costa Rica con la licencia B, tengo que terminar la A, con eso en Costa Rica puedo ingresar a un colegio privado y ser profesor de educación física y tengo idiomas también, he estado estudiando inglés,  me gustan crecer como profesional, espero buscar más estudios para  tener algo al final.

¿Cómo lo logró?

Tengo (títulos en) administración, entrenador,  terminando inglés, tuve que dejarlo, puedo terminarlo, ser arquero… Cuesta pero mi esposa me ha ayudado mucho, no lo puedo negar, a ella le dije ‘estudie conmigo’, porque cuando tenía partidos ella me ponía al corriente y de ahí los dos en octubre de 2014 nos graduamos juntos y la verdad que eso es muy gratificante para uno.

¿Qué les puede aconsejar a los jóvenes?

El fútbol es un mundo más donde te pagan por hacer algo, cuando uno sale de ese mundo entra en la realidad, siempre me he enfocado en no caer en ese mundo mágico. Saqué mi carrera, saqué los estudios, el fútbol te da eso, y llegar a las universidades y estudiar eso es importante. Los jóvenes de hoy en día piensan y creen que el fútbol lo es todo, el fútbol es una carrera corta, porque si hay una lesión uno no sabe, uno tiene que tener un cuidado extremo con su cuerpo, pero en la forma del conocimiento sacarle provecho.

¿Le gustaría que su hijo sea arquero?

Le gusta ponerse los guantes pero antes de eso él sabe que debe enfocarse en los estudios.

HOJA DE VIDA

  • Nombre Leonel Gerardo Moreira Ledezma.
  • Fecha de nacimiento el  2 de abril de 1990 en Costa Rica.
  • Trayectoria  Inició su carrera en las ligas menores del Club Sport Herediano, el Pachuca de México y Bolívar. Juega en el seleccionado de su país.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

33