Bolivia y Chile se quedan sin torneos por conflicto social

En el país debería desarrollarse el torneo Sub-15, el evento será en Paraguay. Los chilenos tenían que acoger la final de la Libertadores, ahora será en Perú.
domingo, 10 de noviembre de 2019 · 00:03

Página Siete  y agencias

Los conflictos socio-políticos que se viven en Bolivia y Chile obligaron a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) a modificar las sedes de sus torneos internacionales.

En menos de tres días el país y los trasandinos perdieron la organización del Sudamericano de la categoría Sub-15 y la final de la Copa Libertadores de América; se priorizó la seguridad de los principales actores.

Santa Cruz debería ser sede del torneo Sub-15. Este debería disputarse del 23 de noviembre al 8 de diciembre, pero el pasado viernes Conmebol hizo su anuncio de que el certamen cambia de sede; se va a Paraguay.

 El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, informó que en su viaje a Asunción solicitó que el torneo sea postergado por unos días a la espera de que se solucionen los conflictos en Bolivia, pero la respuesta fue negativa.

“Tienen otros compromisos y un desplazamiento de fechas afectaría sus respectivos calendarios deportivos”, remarcó el directivo, a tiempo de lamentar la pérdida de la sede del certamen continental.

Acotó que llevar adelante la cita en la ciudad de Santa Cruz hubiera significado un paso importante para que nuestro territorio acoja otro evento de una categoría mayor para más adelante.

 Para el Sudamericano, se trabajaba en la refacción del estadio Samuel Vaca en el municipio de Warnes, como también se hacían mejoras en el Ramón Aguilera Costas.

Bolivia vive días de tensión luego de las elecciones del pasado 20 de octubre, lo que obligó a la postergación de seis fechas del torneo de la División Profesional y también fueron suspendidos, de manera momentánea, los amistosos frente a las selecciones de Chile y Panamá en la siguiente fecha FIFA.

Final de la Libertadores

En el caso de los chilenos, ellos deberían organizar la única final de la  Copa Libertadores de América, el juego  entre River Plate de Argentina y Flamengo de Brasil. El partido estaba programado para el sábado 23 de noviembre en Santiago, pero se va a Lima por los problemas sociales que se viven en suelo trasandino.

La Conmebol ratificó que el duelo entre argentinos y brasileños no será en el Estadio Nacional, sino en el Monumental, escenario que es de propiedad de Universitario de Deportes.

Luego de una extensa reunión en Luque, Paraguay, en la que participaron el presidente del organismo, Alejandro Domínguez, los timoneles del fútbol argentino, Claudio Tapia, y del brasileño, Rogério Caboclo, más los encargados de River Plate (Rodolfo D’Onofrio) y Flamengo (Rodolfo Landim), junto con el mandamás de la ANFP, Sebastián Moreno, tomaron esa  determinación.

4
2