Romero no aparece y el futuro de Sport Boys es incierto

El exministro de Gobierno sigue siendo presidente del cuadro de Warnes. Fabol pide que la FBF garantice el pago de sueldos a los jugadores del Toro.
miércoles, 13 de noviembre de 2019 · 00:00

Diego Gonzáles / La Paz

La dirigencia de Sport Boys está preocupada por el futuro del club. Los conflictos sociales afectaron especialmente al club de Warnes, debido a que su presidente Carlos Romero, quien también fue ministro de gobierno de Evo Morales, no dio ninguna señal sobre su futuro en la dirigencia del fútbol. De momento, Fabol mostró su preocupación por la situación de los futbolistas.

Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) solicitaron a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), a través de una carta, que garantice que los jugadores del Toro cobren sus sueldos para evitar inconvenientes en el futuro.


“Por el momento no recibimos ninguna renuncia de los directivos, estamos esperando estos días saber que pasará. Carlos Romero sigue siendo el presidente del club”, aclaró el dirigente Javier Suarez. 


Mientras que otro allegado a la dirigencia, quien pidió mantener su nombre en reserva, aseguró que “estamos en esta incertidumbre, porque no pudimos comunicarnos con el doctor Carlos Romero, él tampoco se comunicó con nosotros, tengo entendido que en los siguientes días hablaremos con él y que nos dará algunas orientaciones todavía respecto a todos los problemas económicos que tiene el club”. 


La dirigencia de Sport Boys tiene una deuda de cuatro meses con sus jugadores, por lo que quedar sin una cabeza, puede ser muy complicado para el plantel de Warnes que tampoco está bien en lo futbolístico. 


“Quiero decirle al cuerpo técnico y a los jugadores del club que siempre tendremos una salida, estoy seguro que el presidente del club, el doctor Romero sabrá cumplir con todas sus obligaciones contraídas con el club, confiamos en ello y esperemos salir de los malos momentos”, dijo el dirigente de Sport Boys. 


En lo futbolístico, Suarez fue claro en que su club forma parte de los equipos que buscan que no haya descenso esta temporada, “por la sencilla razón que por este paro cívico no se pudo entrenar nada y jugar todos los partidos que quedan en un mes causaría una tremenda fatiga en los jugadores y existirían lesionados en un par de partidos”. 


Además, el dirigente acotó que “los equipos que pelean los últimos lugares pues serían los más afectados ya sería como descenderlos nomas”.

3
25

Otras Noticias