Sport Boys necesita al menos $us 200.000 para jugar en el Clausura

Los jugadores dicen que si ese monto no aparece no se presentarán a los partidos y continuarán con el paro. A ello se sumó la convulsión social que todavía hay en algunos lugares del país.
jueves, 21 de noviembre de 2019 · 01:06

El Deber / Santa Cruz

Pese a que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) aseguró que el Clausura se reiniciaba este fin de semana, ayer volvieron las dudas. Sport Boys necesita al menos $us 200.000 para seguir compitiendo en el torneo, caso contrario los jugadores no se presentarán a los partidos y continuarán con el paro. A ello se sumó la convulsión social que todavía hay en algunos lugares del país, como en El Alto, donde el aeropuerto fue bloqueado y con ello ningún equipo visitante podrá llegar a La Paz si el partido es en el Hernando Siles, donde hacen de local Bolívar y The Strongest. También esperaba jugar en ese escenario Always Ready, en caso de no poder hacerlo en el estadio de Villa Ingenio. 

Uno de los afectados por el bloqueo del aeropuerto alteño y que no viajó ayer a La Paz para buscar, con el presidente de la FBF, César Salinas, una salida a la crisis de Sport Boys, fue David Paniagua, secretario general de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol). Ante este obstáculo, el directivo esperaba hasta el cierre de esta edición una llamada de Salinas para tocar el tema.
Según, Javier Suárez, presidente de la comisión técnica y gerente administrativo del ‘Toro’ warneño, los jugadores han pedido el pago de al menos dos sueldos para volver a entrenarse y así encarar las 10 fechas que quedan para la culminación del Clausura. Caso contrario, si se se juega este fin de semana no se presentarán al encuentro ante Aurora, el sábado (15:00).  

A los jugadores del equipo warneño se les adeuda entre cuatro y seis salarios. A los que se les debe más son los que están con el plantel desde el pasado año. Cinco salarios reclaman los que llegaron a comienzos de temporada, y con los que fueron contratados a medio año lo adeudado es de cuatro meses. La planilla de Sport Boys (solo jugadores) asciende a $us 93.000. 

También al club le urge pagar las deudas con sus exarqueros Saidt Mustafá ($us 17.000), que está en Bolívar, y Jorge Ruth ($us 30.000), que juega en Real Potosí. Para cobrar ambos demandaron y el Tribunal Superior de Disciplina Deportiva de la FBF procedió a la quita de puntos al no encontrar respuesta alguna en el ‘Toro’. El problema se puede agravar si no se cumple con el pago, pues habrá otra quita de tres unidades, y el próximo castigo será la pérdida de categoría.

Otro monto que también urge cancelar es la deuda de $us 20.000 con el exjugador de Sport Boys, Marco Miers, que demandó ante la FIFA y el falló salió a su favor. Con ello, es cuestión de horas para que también venga otra sanción con pérdida de puntos.

Fabol aclara
Fabol aseguró ayer que no entrará en el juego de pedir cierta suma de dinero ($us 200.00) a la FBF para que siga disputando el Clausura Sport Boys. Paniagua afirmó que ellos lo que exigen es una garantía del máximo ente del fútbol nacional para que los jugadores cobren lo que les adeudan. 

Pese a esta afirmación, en el club warneño explicaron que lo que piden es que la federación les desembolse $us 75.000 más de la Copa América de este año y que les adelante otro monto de la Copa América 2020, que se jugará entre Argentina y Colombia. “Es un salida para que los jugadores acepten disputar los partidos que quedan del Clausura”, sostuvo Suárez, que ayer estaba a la expectativa de la reunión entre Fabol y la FBF. 

El dirigente es una de las caras visibles del ‘Toro’ warneño tras la desaparición del presidente, el exministro Carlos Romero, que no se contacta con nadie del club desde hace más de un mes.

En Sport Boys aseguraron que hay personas interesadas en asumir la presidencia ante la ausencia del exministro Carlos Romero. La única condicionante de los aspirantes es que la deuda, de más de medio millón de dólares, se reduzca a la mitad. “Han aparecido algunos empresarios y personas pudientes, pero tiene que bajar la deuda del club”, sostuvo Javier Suárez, presidente de la comisión técnica y gerente administrativo.

La realidad es que el que asuma deberá encarar varias deudas urgentes de cubrir y arriesgarse a descender a la segunda división. Pedro Zurita, que figura como dueño del club, afirmó hace poco que no tiene las condiciones económicas para ponerse al frente.

Valorar noticia

Otras Noticias