Gallardo vs. Jorge Jesús, un duelo del fútbol de posesión

El DT de River Plate buscará su tercer título con el conjunto millonario. El portugués perdió dos finales de la Liga de Europa.
viernes, 22 de noviembre de 2019 · 00:04

EFE / Lima

 La final de la Copa Libertadores que se juega este sábado en Lima enfrentará en los banquillos al argentino Marcelo Gallardo, artífice de la etapa más exitosa en la historia del River Plate, contra el portugués Jorge Jesús, quien  ha llevado al Flamengo brasileño a su primera final del torneo en 38 años.

 A pesar de que uno es de América y el otro de Europa, sus estilos de juego son muy similares, pues ambos apuestan por el fútbol de posesión con mucha combinación de pases para llevar el balón hasta los delanteros y un esquema también bastante parecido.

 El esquema más clásico de El  Muñeco Gallardo es el 4-4-2, pero por momentos puede adoptar el 4-3-3 gracias a la polivalencia de algunos de sus jugadores como el uruguayo Nicolás de la Cruz, quien puede asumir varias posiciones en la línea del centro del campo.

 Por su parte,  Jesús se ha caracterizado en esta temporada en el Flamengo por usar un 4-1-3-2, con el también uruguayo Giorgian de Arrascaeta como la pieza que puede variar la propuesta para sorprender al rival, y todo con un juego vistoso que ha ayudado al equipo carioca a reencontrarse con su identidad. 


 Para Gallardo será su tercera final de Libertadores, la segunda consecutiva, tras haber salido victorioso en ambas, tanto     en 2015 frente al Tigres mexicano como el año pasado contra el Boca Juniors.

 De triunfar una vez más en esta final, el técnico de River igualaría con tres títulos a su compatriota Osvaldo Zubeldía, quien logró tres Libertadores seguidas para Independiente entre 1968 y 1969.

Al mando del club carioca, Jorge Jesús tiene de nuevo la oportunidad de ganar el primer título internacional de su prolongada trayectoria en los banquillos, desarrollada la mayor parte en el Benfica portugués.

 Precisamente en el club lisboeta desaprovechó por dos ocasiones seguidas (2013 y 2014) la oportunidad de alzar su primer trofeo internacional cuando perdió la Liga Europa ante el Chelsea  y el Sevilla.