Bolívar no trabajó por segundo día consecutivo

El chileno Sabino Auad dijo que no se entrenó por los problemas sociales en el país.
jueves, 07 de noviembre de 2019 · 00:00

Marco Mejía / La Paz

La plantilla profesional del club Bolívar no se  entrenó ayer por segundo día consecutivo. Los jugadores reclaman el pago del salario correspondiente a  septiembre, que debía ser abonado el pasado 20 de octubre, de acuerdo con el convenio que tienen con Baisa, la empresa que administra a la institución.

El martes por la tarde, los jugadores llegaron hasta la zona de Tembladerani pero ni siquiera se cambiaron de indumentaria. Luego le comunicaron la medida al cuerpo técnico que encabeza el argentino César Vigevani.

Los jugadores prefirieron mantener el silencio ante las consultas de los medios de comunicación, aunque algunos, que pidieron reserva, admitieron que existe retraso en el pago.

La preocupación de los futbolistas se incrementa debido a que ya tienen vencido el sueldo de octubre, que debe ser pagado hasta el 20 de este mes.

La jefatura de prensa comunicó ayer que la práctica del equipo se iba a desarrollar en horario vespertino, a partir de las 16:00, a puertas abiertas, como pocas veces ha sucedido en las últimas semanas. Para evitar que los jugadores den una explicación se decidió que ninguno salga a la conferencia de prensa y se mencionó que “por el momento se iba a permitir sólo el ingreso al entrenamiento”.

La tarea de los celestes estaba programada que se inicie a las 16:00, pero hubo una prolongada reunión en vestuarios y cerca a las 17:20 los jugadores se retiraron a sus domicilios sin entrenar por segundo día.

 El chileno Sabino Auad, que hace una consultoría en el club, salió a hablar con la prensa y dijo que “debido a  la situación que tiene el país hemos decidido no entrenar hoy, lo haremos mañana  y el  viernes”.

Cuando fue consultado por el no pago del sueldo de septiembre, Auad agregó que “no estamos preocupados en la parte económica, interesa más lo que pasa en el país”.

 Los jugadores fueron requeridos por los periodistas, pero ninguno detuvo sus respectivos vehículos para poder dar alguna palabra sobre el reclamo que tienen a la dirigencia.

 


 

12