Depredador serial

Los atigrados vencieron por 2-0 a un Oriente que complicó al local en el inicio. Reinoso anotó los dos goles.
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 00:00

Juan Carlos Toro / La Paz

El Tigre no para de ganar. Anoche consiguió su quinta victoria consecutiva en el torneo Clausura de la División Profesional. Derrotó  a Oriente Petrolero por 2-0 y se mantiene firme en la pelea por la corona y por el cupo de Bolivia 2 a la Copa Libertadores.

Con las tres unidades los atigrados son terceros con 44 puntos, están a tres del líder Wilstermann (47) y dos de Bolívar (46) que ocupa la segunda ubicación en la clasificación.

El atigrado sufrió en el compromiso. No encontraba los espacios para abrir a una cerrada defensa del verdolaga, pero nunca bajó los brazos y se queda con un triunfo que le permite soñar con llegar a la fase de grupos del torneo continental.

La primera parte pudo cerrarse con una diferencia de tres goles a favor de Oriente Petrolero, el resultado no hubiera sido injusto por las llegadas que tuvieron los cruceños, pero la inexperiencia de sus jugadores impidió que logren esa ventaja. Los protagonistas de las llegadas fueron Freddy Roca y Carlos Añez, quienes no supieron definir frente al arquero Daniel Vaca. La primera fue a los 14 minutos cuando Robin Canido superó  la defensa local, su centro fue a la cabeza de Roca, quien conectó fuera de la puerta.

A los 21’ Carlos Soliz desbordó, tiró el centro retrasado y Añez fusiló al portero atigrado, la pelota se perdió en el corner tras pegar en el cuerpo del experimentado golero. La tercera llegada fue la más clara, Roca recibió un centro pasado desde la izquierda y su remate se estrelló en el travesaño.

El Tigre comenzó bien el juego, a pesar de que se encontró con una defensa cerrada, con cinco hombres en el fondo. Al no encontrar espacios los de Achumani buscaron el gol con remates de media distancia, como el de Saúl Torres a los 3’ y Jhasmani Campos a los 13’.

También buscaron abrir la defensa cerrada y ordenada de los cruceños atacando por las puntas con Torres y Marvin Bejarano, probaron con centros al corazón del área, pero la mayoría de ellos no tuvieron la precisión necesaria y terminaron en las manos de Rómel Quiñonez o fuera de la puerta.

Uno de los jugadores más bajos de la etapa fue el colombiano Harold Reina, quien las pocas ocasiones que tuvo definió mal y causó el enojo de la afición que terminó la etapa desesperada por la poca producción que tuvo su plantel.

En el complemento parecía que la historia sería la misma, con un Oriente ordenado y con una defensa cerrada ante un Tigre sin ideas, pero la historia cambió con la llegada del 1-0.

Fue a los tres minutos de reiniciado el partido. Tras una sucesión de toques Castro cedió el balón para Reinoso, quien en el área grande se quitó la marca de Norberto Palmieri y sacó un remate cruzado para batir a Quiñonez.

El tanto golpeó a la visita que cedió algunos espacios, ellos fueron aprovechados por los atigrados que a los 56’ llegaron al segundo gol, fue por la vía del penal. En la previa a la ejecución Bejarano encaró y fue trabado por Palmieri, el juez no dudó y cobró la pena máxima, el disparo fue de Reinoso.

El equipo de Achumani siguió con la presión, tuvo otras oportunidades de marcar, como a los 60’ Reina encaró pero se encontró con Quiñonez que le ganó la pulseta.

Oriente pudo descontar, se animó a jugar y llegó sobre el arco de Vaca que fue exigido a los 70 por Pablo Ruiz, pero en dos tiempos tiró el balón al corner. En la parte final los locales controlaron el juego, pudieron llegar al tercer tanto, pero faltó puntería.

Desde el  Hernando Siles

  •  Quiñónez Durante el encuentro,  un jugador de Oriente Petrolero amarró los cordones de los botines del portero Rómel Quiñónez, con un sobrepeso evidente.
  •    Albiverdes Pese a que Oriente  no tiene opciones de luchar por el título del Clausura, un grupo de hinchas albiverdes llegaron a La Paz desde Santa Cruz. Se ubicaron en la curva sur.

figura

jair Reinoso
Anotó los  dos goles para la victoria local, en un compromiso cerrado y con pocas ocasiones para el Tigre.

Árbitro

Yordy Alemán 
Quedó la duda  de  si el  balón entró en el arco del Tigre, pero no hubo reclamos de los orientistas.

17
1