El todos contra todos no le sienta bien a la Selección

El séptimo lugar de las clasificatorias al Mundial de Corea-Japón 2002 es la mejor posición que consiguió el seleccionado nacional, con 18 puntos.
lunes, 16 de diciembre de 2019 · 00:00

Marco Mejía / La Paz

Mañana se sorteará en Asunción el rol de partidos para la Eliminatoria a Catar 2022. El sistema todos contra todos se repetirá por séptima ocasión consecutiva, una modalidad que no le sienta bien a la Selección boliviana de fútbol, ya que nunca ha estado en condiciones de pelear una plaza a una cita mundialista.

Hasta las eliminatorias de 1994, Conmebol disponía que la misma se dispute en grupos. Bajo esa modalidad la Verde se  clasificó un año antes al evento que se disputó  en Estados Unidos, pero además le sentaba bien jugar un par de meses la competición. Habrá que recordar que en 1969 peleó palmo a palmo con Perú la posibilidad de ir a México 70. En 1977 ganó la serie invicta frente a Venezuela y Uruguay. En 1989 fue eliminada por los charrúas por diferencia de goles.

Desde que se adoptó la modalidad todos contra todos, a Bolivia le ha ido de cada vez peor,  ya que el sistema beneficia más a las selecciones grandes como Brasil, Argentina, Uruguay o Colombia que tienen a todas sus figuras en el exterior; en cambio, por grupos Bolivia tenía a toda su plantilla junta por tres meses y se volvía fuerte en el estadio Hernando Siles, donde pocos sacaron unidades.

En seis eliminatorias todos contra todos, el seleccionado boliviano no ha podido superar la barrera de los 18 puntos. Cada que estamos en puertas de una nueva versión se hacen cálculos y se menciona que ganando los nueve juegos en La Paz se sumarían 27 puntos, pero ganar en el Siles se ha vuelto complicado.

Repasemos las campañas de la Verde;  por ejemplo, para Francia 1998 el equipo fue dirigido por Dussan Draskovic y Antonio López y terminó las clasificatorias en octavo  lugar, con 17 unidades.

Para el Mundial que organizaron Corea y Japón en 2002, Carlos Aragonés comenzó como entrenador, luego llegó Jorge Habegger y terminó Carlos Leonel Trucco. Entre los tres suman el mejor puntaje, 18 en total, con un séptimo lugar.

Alemania se encargo de organizar el Mundial de 2006. Bolivia fue dirigida primero por Nelson Acosta, luego pasó Ramiro Blacut y después Ovidio Messa. Nuestro seleccionado quedó en último lugar con sólo 14 puntos.

Erwin Sánchez estuvo al frente del seleccionado boliviano en los 18 encuentros que se disputaron rumbo a Sudáfrica 2010, pero fue otra magra campaña con sólo 15 unidades acumuladas y un penúltimo lugar en la tabla final.

Las dos últimas

Para jugar el Mundial de Brasil 2014, comenzó la campaña el extécnico Gustavo Domingo Quinteros, quien renunció al cargo para aceptar la oferta del Emelec de Ecuador. Su lugar fue ocupado por Xabier Azkargorta, quien nos llevó al Mundial 1994, pero en esta segunda parte su andamiaje no fue el que todos esperaban. Con ambos entrenadores Bolivia sólo totalizó 12 puntos, el puntaje más bajo desde que se juega todos contra todos.

Hace cuatro años, la Federación Boliviana de Fútbol tuvo su periodo más inestable a nivel dirigencial con cuatro presidentes en tres años. Esta situación repercutió también en el seleccionado que fue dirigido por Julio César Baldivieso, Ángel Guillermo Hoyos y Mauricio Soria. 

Bolivia quedó otra vez penúltimo con 14 puntos, con el añadido que la  FIFA le restó cuatro debido a la actuación antirreglamentaria del defensor  paraguayo, naturalizado boliviano, Nelson Cabrera.

   
 

10

Otras Noticias