Muy igualado

La jornada fue marcada por los enfrentamientos entre los independentistas catalanes y la Policía; hubo al menos 12 heridos.
jueves, 19 de diciembre de 2019 · 00:00

AFP  / Barcelona

Barcelona y Real Madrid no pasaron del empate 0-0 ayer en un clásico liguero español  marcado por los incidentes violentos protagonizados por independentistas catalanes. 

Estos manifestantes independentistas se enfrentaron a la Policía levantando barricadas con contenedores incendiados y tirando objetos a los agentes en unos incidentes en los que doce personas tuvieron que recibir atención médica. 

Empezó el encuentro nervioso con los dos equipos presionando arriba en busca del error del contrario, pero con el paso de los minutos empezó a mostrarse más dominador el equipo merengue.

Los blancos se hicieron con el centro del campo, donde el  uruguayo Federico Valverde se desvivía para ayudar en ataque.

Al cuarto de hora, Casemiro remataba de cabeza un balón en el área, que sacó sobre la línea Gerard Piqué (16).

El Barça empezó a reaccionar liderado por su capitán Leo Messi, que se echó el equipo a la espalda y antes de la media hora tuvo su gran ocasión.

El argentino puso un balón a la espalda de la defensa, donde apareció Jordi Alba para rematar algo desviado (40).

Tras la pausa, el partido volvió a seguir el mismo guión del inicio, con los dos equipos presionando la salida del contrario y un Barcelona que no lograba hacerse con el control.

El Barça intentó aprovechar esas continuas subidas del equipo blanco para sorprender a la contra.

En el último cuarto de hora, los dos equipos acusaron la tensión del encuentro y el partido se rompió sin que pudiera discernirse un dominador claro y terminó en empate.

 

Otras Noticias