Real intentará borrar la mala imagen en un nuevo clásico

El Barcelona tiene una gran oportunidad para asestar un golpe definitivo al Real Madrid en La Liga y comenzar a sacar una mayor diferencia en la tabla.
sábado, 02 de marzo de 2019 · 00:00

EFE / Madrid

 El estadio Santiago Bernabéu acoge tres días después un nuevo clásico del fútbol español, sintiendo aún el dolor de la eliminación de Copa del Rey, con un Real Madrid obligado a levantarse para no despedirse de una nueva competición ante un Barcelona acostumbrado a exhibirse en Madrid.

 El golpe fue duro de encajar para el madridismo. La bofetada de realidad de dar el máximo y que no llegue para derrotar a tu eterno rival. Un Real Madrid superior en juego en la eliminatoria se quedó a puertas de la final de Copa. Su falta de gol le condenó en el primer clásico de la sesión continua y está obligado a corregirla si no quiere decir adiós a la segunda de tres competiciones en 72 horas. Y a puertas de una competición a la que vuelve a jugarse el todo o nada, la Liga de Campeones.

 Pero este curso es poco fiable. Con el mayor número de derrotas de la última década a estas alturas -doce-, superando ya las totales de los últimos cursos con siete de ellas en Liga que le convirtieron en vulnerable. El Girona el último que conquistó el Bernabéu antes de un examen final ante el Barcelona en un clásico que dictará sentencia. Reengancharse a LaLiga o despedirse de ella.

 Y para esa batalla tiene dudas Santiago Solari. Con su crédito rebajándose, debe decidir a qué dar prioridad, ir con todo en el clásico y poder pagarlo ante el Ajax en Champions o medir esfuerzos de jugadores claves y meter rotaciones.

 Es segura la vuelta a la portería de Courtois, tras un clásico doloroso para Keylor Navas que recibió tres goles en dos disparos a puerta del Barcelona en juego más el penalti. En la zaga todo apunta a que Varane forzará. La ausencia de Nacho por sanción le obliga. Vallejo no tiene ritmo de partidos tras jugar dos en toda la temporada y sería Casemiro el que retrasaría su posición si la rodilla izquierda de Varane, magullada y con heridas al intentar salvar el segundo tanto en el clásico copero, no responde bien.

Variantes

 Las rotaciones pasarían por la entrada de Odriozola y Marcelo en los laterales. Para el brasileño es un gran examen desde su condición de suplente habitual y tras ver el gran nivel de Reguilón en cualquier duelo, por alto que sea. Este Real Madrid necesita recuperar la mejor imagen de referentes como Marcelo, Gareth Bale, Marco Asensio e incluso Isco, que ya parece sentenciado. La oportunidad de inicio llegaría también para Bale y Dani Ceballos puede sentar a Kroos o Modric.

 El Barcelona tiene una gran oportunidad para asestar un golpe definitivo al Real Madrid en LaLiga. Llega a la vigésima sexta jornada con siete puntos de ventaja sobre el segundo, el Atlético, y nueve respecto al conjunto madridista, por lo que una victoria de los de Ernesto Valverde, eliminaría a uno de sus dos rivales por el título.

 Sin embargo, y pese al gran balance del Barça en el Bernabéu en los últimos quince años (12 victorias en los últimos 22 partidos, 47 goles a favor, 33 en contra), es complicado que la historia se repita 72 horas después. La realidad es que en el partido de Copa, los azulgranas no estuvieron bien en el primer tiempo. Aguantaron los primeros 45 minutos y decidieron con más goles que fútbol en la segunda.

El defensor Ramos está  a un paso de la cima del clásico

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, igualará, si juega hoy  ante el Barcelona, a Paco Gento, Manolo Sanchís y Xavi Hernández como jugadores con más clásicos disputados en la historia, un total de 42.

    Llega con molestias al clásico liguero, después de un golpe fortuito de su compañero Casemiro en la semifinal de Copa del Rey, pero nadie duda de que Sergio Ramos defenderá al Real Madrid en un momento delicado ante el Barcelona, con el eterno rival con la posibilidad de enterrar las opciones madridistas a dos títulos.

    Será su clásico número 42, todos ellos como titular, igualando a leyendas de los dos clubes como Gento, Sanchís y Xavi.

    Después de medirse defendiendo al Sevilla en sus inicios en dos ocasiones al Barcelona, su primer duelo como madridista ante el eterno rival fue el 19 de noviembre de 2005. Un mal recuerdo el día que parte de la afición del Santiago Bernabéu aplaudió al brasileño Ronaldinho tras su exhibición y su doblete (0-3).

    Desde entonces firma un largo historial de alegrías y batacazos ante el Barcelona. Autor de cuatro tantos, dos de ellos en el Camp Nou de cabeza que sirvieron para empatar dos duelos. En el Bernabéu hizo gol en un día para el olvido madridista (2-6) y la última vez que marcó ante su afición fue para ser el gran protagonista, dando el triunfo a nueve minutos del final (2-1).

    El Barça es el equipo ante el que más jugó Ramos en su carrera, 43 veces (41 con el Real Madrid y 2 con el Sevilla), y ante el que más perdió, en 21 ocasiones, casi en la mitad. Fue expulsado cinco veces, tres de ellas con roja directa. Todas sus victorias, trece, llegaron como madridista.

 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

3
1

Otras Noticias