“Con Wilstermann marqué un gol en la Bombonera”

El valluno es el boliviano que más veces jugó en la Copa, 96 encuentros en total.
lunes, 04 de marzo de 2019 · 00:00

Marco Mejía / La Paz

Hace 38 años Vladimir Soria debutaba con la casaca de Wilstermann en la Copa Libertadores. En 1982  los rojos se midieron con los argentinos Boca Junios y River Plate, pero el juego contra los xeneizes tiene un significado especial para el exmediocampista.

¿Qué significa ser el único jugador boliviano que no ha perdido frente a Boca?

Es un gran recuerdo que tengo de mí época como jugador. Además, en 1981 cuando jugaba en Wilstermann disputé mí primera Copa y precisamente fue contra Boca y River.

¿Cuál es el partido que más recuerda?

El que jugué contra Boca en 1982, defendiendo la casaca de Wilstermann. Me tocó hacer un gol en la Bombonera en un remate de casi 30 metros que se clavó en el ángulo; lo recuerdo muy claro porque fue mí primera salida al exterior con equipo profesional y sirvió para el empate que conseguimos esa noche en Buenos Aires.

¿Había nervios?

No tanto, más bien una alegría de jugar en una cancha tan histórica como es la de Boca.

¿Quién era su técnico y sus compañeros de esos primeros partidos?

Ese año comenzó como entrenador de Wilster don Raúl Pino. En el partido de ida que ganamos en Cochabamba estuve en el bando de suplentes,  pero después hubo un cambio y asumió el mando Roberto Pavicic. Jugué al lado de grandes jugadores como Raúl Navarro, Víctor Villalón, Carlos Arias, Gastón Taborga, Jhonny Villarroel, Miguel Bengolea, César Enríquez, René Melgar o Freddy Salguero.

Diez años después, en 1991, su racha ante Boca Juniors continuó, pero esta vez  defendiendo la camiseta de Bolívar…

Sí,  ese año clasificamos a la Copa con Oriente Petrolero y vinieron los dos grandes del fútbol argentino. A Boca le ganamos 2-0 en La Paz con dos goles del paraguayo Miguel Sanabria y e la revancha sacamos un empate 0-0 en una cancha dura como es la Bombonera.

¿A quiénes recuerda de ese Bolívar?

Ese fue otro gran equipo con Marco Etcheverry, Jorge Hirano, Marcos Ferrufino, Carlos López, Daniel Hernández, Carlos Borja y  ese año vino Alejandro Giuntini; además como entrenador estaba don Jorge Habegger que era muy exigente, pero muy buena persona. Con él conseguimos muchas cosas en Bolívar.

Como director técnico también tuvo la oportunidad de enfrentar a Boca en las recordadas finales de la  Copa Sudamericana de 2004...

En La Paz ganamos 1-0 cuando el resultado pudo ser más abultado por la cantidad de goles que tuvimos en el compromiso y en la revancha perdimos 2-0 con uno de los mejores planteles que tenía Boca.

Usted es el jugador boliviano que más veces ha jugado en la Copa (97 partidos). ¿A qué otros grandes enfrentó ?

A Sao Paulo, Alianza Lima, Peñarol, Nacional,  Cerro Porteño, Olimpia, Palmeiras; realmente son muchos equipos y varios años de lindos encuentros en la Copa Libertadores.

¿Cuál fue la clave para llegar a esta marca?

Las ganas de estar presente en un certamen internacional. A Bolívar llegué en 1985 y estuve ausente sólo en tres partidos.

¿Cree que su registro es inalcanzable para otro jugador boliviano?

Es difícil, por cómo se presentan las cosas para Bolivia en la actual Copa  Libertadores. Además que los jugadores deben tener mucha continuidad en sus clubes,  algo que no se ve en el momento.

17
5

Otras Noticias