Mujer y deporte: motivos para celebrar y reflexionar

La creciente presencia femenina en colectivos como el del arbitraje son razones para celebrar. El camino a la igualdad aún es largo.
viernes, 08 de marzo de 2019 · 00:00

Natalia Arriaga / Madrid 

El deporte, un ámbito tradicionalmente dirigido por hombres y, por ello, un buen barómetro para calibrar los avances logrados por las mujeres, alterna casi cada día motivos para la esperanza con situaciones que demuestran que es largo el camino que queda por delante en busca de la igualdad.

Los avances legislativos, la creciente presencia femenina en colectivos como el del arbitraje o la profesionalización de las competiciones son razones para la celebración. Pero los estereotipos, la banalización de los resultados o la indiferencia de las marcas comerciales impiden dar por concluido el partido que juegan las mujeres a favor de la paridad. Cinco motivos para celebrar: 

1. Juegos paritarios: Los Juegos de la Juventud celebrados en octubre en Buenos Aires fueron la primera cita olímpica paritaria: participaron 4.012 deportistas repartidos de forma iguales entre hombres y mujeres. El objetivo del COI, de repetir este logro en los Juegos de mayores, depende casi en su totalidad de que las federaciones acepten el mismo número de participantes masculinos y femeninos en los deportes de equipo.

2. Más árbitras en mejores competiciones: El arbitraje, uno de los sectores del deporte en el que la mujer está peor representada, ha dado pasos significativos. Entre ellos, la irlandesa Joy Neville fue la primera mujer que arbitró un partido del torneo Seis Naciones de rugby. Otro ejemplo: en las ligas españolas de baloncesto ya son varios los partidos que han sido dirigidos por un trío arbitral de mujeres, en la liga femenina pero también en la LEB Oro masculina.

3. El fútbol femenino quiere ser profesional: El 18 de enero la argentina Macarena Sánchez presentó una demanda ante el que fue su club hasta entonces, UAI Urquiza, y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para ser reconocida como “trabajadora”. Ha recibido amenazas por ello. Si su petición prospera, puede derivar en la profesionalización del fútbol femenino en su país. En Argentina las futbolistas no sólo no cobran por jugar sino que, en la mayoría de los casos, tienen que pagar ellas mismas la cuota social del club, la equipación o la ambulancia obligatoria, entre otros gastos.

4. Una mujer en el fin de semana de las estrellas: La estadounidense Kendall Coyne firmó un hito en el Fin de Semana de las Estrellas de la liga profesional de hockey sobre hielo (NHL) al ser la primera mujer en participar en los concursos de habilidades y, además, quedar por delante de uno de los hombres con los que competía en la prueba de velocidad. “Mi primera impresión fue: puedo hacerlo. Obviamente estaba nerviosa. Sabía que era un momento en que podía derribar muchas barreras y cambiar la percepción de nuestro deporte”, declaró la delantera.

5. Igualdad por ley: El anteproyecto de Ley del Deporte en España, el primero que se prepara en 30 años, lleva la igualdad al imperativo legal: premios, ayudas y becas deberán ser forzosamente iguales en todas las competiciones y programas de preparación. Los cargos directivos también tendrán un nuevo equilibrio. “Hoy en día asistimos al crecimiento imparable del papel de las mujeres en el deporte sin que el ordenamiento jurídico responda de idéntica forma a este fenómeno”, reconoce el preámbulo del anteproyecto.

Para reflexionar

La Balón de Oro juega, no baila: La entrega del Balón de Oro 2018 a la jugadora noruega Ada Hegerberg no se recordará por los méritos de la jugadora para lograr el premio, sino por la pregunta que le dirigió el presentador del acto, el DJ francés Martin Solveig: “¿Sabes hacer twerking?”.

No te cambies en público: La jugadora francesa Alizé Cornet fue amonestada verbalmente por el árbitro danés Christian Rask en un partido del Abierto de Estados Unidos por cambiarse la camiseta en la pista. Los hombres lo hacen continuamente sin que nadie les regañe por ello. Ante la polémica, la organización pidió disculpas.

Futbolistas bajo acoso: El presidente del club colombiano de fútbol Deportes Tolima, Gabriel Camargo, dijo que la liga femenina de su país no era rentable ni interesante y remató su opinión con este juicio: “Fuera de eso, les recuerdo: (la liga femenina) es un caldo de cultivo de lesbianismo tremendo”. En el mismo país, jugadoras de la selección Sub-17 denunciaron por acoso sexual y laboral a tres miembros del cuerpo técnico. La Procuraduría abrió una investigación.