Minuto 90

¿MANZANA DE LA DISCORDIA?

domingo, 21 de abril de 2019 · 00:00

Lic. Ramiro Sánchez / Panamericano Deportivo

 

El ofrecimiento de Marcelo Claure de solventar la instalación del VAR en Bolivia y la aceptación de César Salinas de viabilizar este emprendimiento, pareció abrir un nuevo horizonte en las relaciones BAISA-FBF, armonía que duró menos de lo que canta un gallo.

Posterior a este anuncio, el tema se empantanó en un insulso debate sobre si este desprendimiento debía realizarse por redes sociales o vía escrita; además, la inasistencia al Consejo Superior de la persona delegada por Claure para las gestiones VAR, fue una decisión poco acertada y lejos del nivel dirigencial que se espera de nuestros directivos.

 Qué distinto hubiese sido que con la presencia de BAISA en este cónclave, se sume un apoyo de la mesa directiva para la demostración del sistema VAR OREX, mismo que se pretende presentar este domingo. De haberse dado un acercamiento con la FBF, incluso se contaría con árbitros capacitados en el tema VAR que brinden una opinión especializada sobre las bondades del sistema que propone Marcelo Claure y se legitime la viabilidad de esta innovación, si así fuere el caso.

 Sin una autorización de la FBF o cuando menos cursando un informe a FIFA de lo que se pretende realizar, mismo que necesariamente debe transitar por el escritorio federativo para cumplir el protocolo oficial, lo de hoy no pasaría más allá de una exhibición de tecnología de buena fe según los expertos en este tema.

 Ya a nivel internacional hubo muchas repercusiones, no todas positivas ya que al parecer, se hace complejo entender cómo el avance tecnológico más revolucionario en el futbol, podría darse en un país de muchas limitaciones como el nuestro.

Por lo visto, este distanciamiento afecta a ambos bandos en un tema que pudo ser el primero de muchos que se encamine de manera consensuada en beneficio del futbol boliviano. Uno necesita del otro, así de simple