“Hay más muertes súbitas por el calor”

martes, 21 de mayo de 2019 · 00:00

Página Siete / La Paz

 El presidente del Comité Médico de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Carlos Bazán, mencionó hace cuatro años que las muertes súbitas en el fútbol son más frecuentes en ciudades de mucha calor, que en las de altura. 

“Más muertes súbitas hay por exposición al calor que por altura, siempre la altura ha sido un riesgo”, dijo  Bazán luego de que un jugador de Sporting Cristal, Yair Clavijo de 18 años,  murió de un paro cardiorrespiratorio mientras jugaba en un estadio a más de 3.400 metros de altura.

27 de octubre de 2004. El brasileño Paulo Sergio de Oliveira Silva, Serginho, del Sao Caetano, falleció de muerte súbita, durante el partido que jugaba su equipo contra el Sao Paulo.

Entre los casos de muerte súbita que más estremecieron al mundo detallamos algunos, todos en ciudades que no son de altitud.

El 26 de junio de 2003. El centrocampista camerunés del Manchester City Marc Vivien Foe muere tras desplomarse a consecuencia de un paro cardíaco en el minuto 72 del partido entre su selección y la de Colombia de las semifinales de la Copa de las Confederaciones que se disputaba en Lyon (Francia).

2 de abril de 2009. El futbolista paraguayo Víctor Hugo Ávalos, que había militado en clubes de varios países sudamericanos, murió cuando festejaba el gol que había conseguido en un partido  en Asunción.

El 3 de septiembre de 2014. El chileno Carlos Barra, de 23 años, jugador del  Deportes Maipo Quilicura falleció durante un amistoso contra Palestino, equipo de la Primera División del fútbol chileno. Murió por un paro cardíaco.

El 6 de mayo de 2016. Patrick Ekeng, estuvo apenas siete minutos en un partido de la liga rumana. Ingresó a los 63 minutos y a los 70, el jugador de 26 años del Dinamo de Bucarest se desplomó en el campo víctima de un paro cardíaco y murió.

 

10
2