La Copa será un ensayo para Japón

viernes, 14 de junio de 2019 · 00:00

Japón tomará su participación como invitado en la Copa América de Brasil, como un ensayo general para un equipo rejuvenecido de cara a los Juegos Olímpicos, que se disputarán el próximo año en Tokio. 

Tras su destacada participación en el Mundial de Rusia-2018, cuando estuvo muy cerca de eliminar en octavos a Bélgica, que acabó tercera, y después de haberse enfrentado en la primera fase a Colombia (a la que derrotó por 2-1 ), el seleccionador Hajime Moriyasu ya mira hacia el futuro.

Después de  la Copa de Asia de comienzos de año, en la que Japón acabó segunda tras perder la final (3-1) contra Catar, el otro equipo invitado a esta Copa América, Moriyasu todavía llamó a hombres importantes en los últimos años de los Samuráis azules, como Yuto Nagamoto, Takashi Inui o Yuya Osako (uno de los goleadores contra Colombia en Rusia). 

Pero Moriyasu, quien  fue adjunto del seleccionador Akira Nishino en Rusia y que lo sustituyó tras la cita mundialista, prepara ya el relevo generacional. 

De los 23 jugadores que ha seleccionado para viajar a Brasil, Moriyasu, quien  también es seleccionador del equipo olímpico, 14 están viviendo su primera convocatoria con los Samuráis azules. Entre ellos se encuentra el prodigioso Takefusa Kubo, quien  tuvo que abandonar La Masia, el centro de formación del FC Barcelona cuando el gigante español fue sancionado por la FIFA por el fichaje irregular de menores. 

14 novatos 

Ahora, recién cumplidos los 18 años, el Barcelona quería recuperar al que comparan con Lionel Messi por su velocidad de conducción y su capacidad para el regate, pero la prensa española está informando que otros clubes como Real Madrid o París SG quieren hacerse también con los servicios del prometedor japonés, el jugador más joven en marcar un gol en la historia del campeonato nipón. 

Para acompañar a los jóvenes en su crecimiento como futbolistas, Moriyasu ha convocado a veteranos como el centrocampista del Getafe Gaku Shibasaki, el delantero del Leicester Shinjo Okazaki o al portero del Estrasburgo Eiji Kawashima. Incluso para los partidos amistosos previos a viajar a Brasil, los jóvenes cuentan el refuerzo de otros veteranos como Nagatomo, Sakai, Shinji Kawaga u Osako.  

De cara a la Copa América, en la que se enfrentará contra Uruguay, Chile y Ecuador en el grupo C, los japoneses necesitarán “tener un gran espíritu de lucha”, admite el técnico. Eso, además, es lo que ha definido siempre a la selección japonesa: mucha velocidad, gran capacidad de resistencia, mucho físico y un espíritu muy competitivo. En Brasil, además, Japón puede jugar casi como en casa, ya que en el país sudamericano vive una de las mayores comunidades de emigrantes japoneses en todo el mundo.

 TÉCNICO

Japonés
Hajime Moriyasu

EL DT asumió  las riendas de Japón tras el Mundial 2018, un año después de hacerse cargo de las categorías inferiores de la selección nipona. Su trabajo hasta ahora ha sido bueno, dando paso  a caras nuevas en el equipo.

 

“Queremos que los jóvenes  aprendan de los veteranos y que adquieran experiencia”. 
Hajime Moriyasu, DT de  Japón