Brasil se mide con Paraguay sin su ángel de la guarda

Las dos únicas derrotas de Tite como DT de la Canarinha se dieron en partidos donde el volante central del Madrid estuvo ausente. El lance será a las 20:30.
jueves, 27 de junio de 2019 · 00:00

EFE / Porto Alegre

 La selección brasileña se jugará  hoy (20:30) el pase a las semifinales de la Copa América 2019 ante una Paraguay que intentará aprovechar la importante baja del centrocampista Casemiro, sancionado por acumulación de tarjetas.

 El equipo dirigido por el técnico Tite viene de menos a más en la competición y confía en mantener en el Arena do Gremio de Porto Alegre el ritmo avasallador con el que castigó a Perú (0-5) en el último partido de la fase de grupos.

 Pero la ausencia del volante del Real Madrid, fiel de la balanza entre la defensa y el ataque de los anfitriones, amenaza a la Canarinha en su camino hacia su novena Copa América.

 Las estadísticas también, pues Paraguay ha sido el verdugo de Brasil las dos últimas veces que se han cruzado en una eliminatoria de Copa América, en Argentina 2011 y Chile 2015.

 Las dos curiosamente en cuartos de final y resueltas de la misma forma, por penaltis.

 Desde que asumió el cargo hace tres años, el técnico brasileño ha dirigido 39 partidos con el combinado verde-amarillo y ha ganado 31, aunque en las dos únicas derrotas que figuran en su expediente se dio la misma circunstancia: Casemiro no estuvo presente.

 La más reciente fue el batacazo en los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018 ante Bélgica (1-2). En aquella ocasión, el camisa 5 se perdió el encuentro también por sanción y su sustituto, Fernandinho, naufragó.

 Con ese dramático precedente, el volante del Manchester City, completamente recuperado de sus molestias en la rodilla derecha, mañana ocupará previsiblemente el lugar de Casemiro.

 La buena noticia para Tite es el excelente estado de forma de Everton, erigido como nuevo ídolo del país tras acabar con dos golazos la fase de grupos (Bolivia y Perú) y ser el jugador más desequilibrante del equipo.

 Con él sobre el césped, la afición se ha olvidado de Neymar, desconvocado por lesión y cada vez con menos crédito entre los brasileños por sus escándalos extradeportivos.

 

 El combinado guaraní llegó ayer a Porto Alegre y espera explotar al máximo su presencia, casi milagrosa, en los cuartos de final, ronda a la que accedió con tan sólo dos puntos, como el segundo mejor tercero de los tres grupos en liza.

 El conjunto comandado por Eduardo Berizzo viene además en una tendencia opuesta a la de su rival, de más a menos.


 Dos puntos y Paraguay sólo se clasificó porque Ecuador y Japón –esta última selección con peor diferencia de goles– empataron en el partido del grupo C.

 Gran parte del crédito  de que el combinado guaraní siga vivo en la Copa América es de su guardameta, Roberto Gatito Fernández.

 El guardameta del Botafogo ha sostenido a los suyos en todo momento, siendo elegido el mejor jugador sobre el campo en los tres partidos de la fase de grupos.

 Por su parte, El Toto Berizzo podría introducir cambios en el onceno con respecto al partido contra Colombia, con el objetivo de salir al contragolpe y aprovechar los espacios que dejan atrás los brasileños Daniel Alves y Filipe Luis.

 

10
2