Brasil, en medio de una dura crisis generada por Neymar

El guardameta Cassio, de filas del Corinthians, además de Alissson y Roberto Firmino, del Liverpool, aún no se sumaron al trabajo de la Canarinha.
miércoles, 05 de junio de 2019 · 00:00

EFE / Teresópolis  

La selección de Brasil se despidió de Teresópolis después de dos semanas de entrenamientos sin contar aún con todos sus convocados y marcada por las crisis generadas por Neymar, que en los últimos días perdió el brazalete de capitán, sufrió un problema en una rodilla y fue acusado de violación.

 Con la intención de alistarse adecuadamente para la Copa América y poder confirmar la tradición de conquistar el título del torneo siempre que actúa como anfitriona, la Canarinha programó un largo proceso de preparación y le pidió a sus 23 convocados concentrarse 24 días antes del 14 de junio, cuando empezará el torneo en Sao Paulo.  La ambiciosa programación inicial tenía previstas 14 jornadas de trabajo con balón en la cancha en la Granja Comary, el moderno centro de entrenamientos que la Confederación Brasileña de Fútbol tiene en la ciudad  de Teresópolis.

 Pero el primer entrenamiento tuvo que ser cancelado debido a que ningún jugador llegó a tiempo y al final de la primera semana de trabajo el seleccionador brasileño, Adenor Leonardo Bacchi Tite, sólo tenía a su disposición a nueve de los 23 convocados.    El portero Cassio (Corinthians) se sumará hoy a la Canarinha en Brasilia y el también portero Alissson y el delantero Roberto Firmino, que el sábado conquistaron la Liga de Campeones de Europa con el Liverpool y son titulares incontestables, lo harán mañana directamente en Porto Alegre, donde Brasil se medirá el domingo  ante Honduras.

Pero más que la falta de jugadores para entrenar, lo que más perjudicó la preparación de Brasil en Teresópolis fueron las crisis fuera de la cancha generadas por Neymar.

   El mismo día en que se hizo público que Neymar ya no era capitán, el jugador participó en un entrenamiento, reaccionó con rabia al recibir un caño de un juvenil que ayudó en la preparación y salió de la cancha cojeando e irritado.

Neymar volvió a los entrenamientos y todo parecía haber vuelto al caudal hasta que el sábado estalló un nuevo escándalo. Una joven acusó al futbolista del PSG de haberla violado en un encuentro que tuvieron en París el 15 de mayo.

 Se volvió a encender una luz de alerta en la selección y la CBF contrató una asesoría jurídica para impedir que la situación afecte el ambiente del grupo y el rendimiento de Neymar en la Copa América.

 Mientras que los demás jugadores salieron en defensa de Neymar y dijeron que harán todo lo posible para evitar que la acusación lo perjudique en la cancha, Tite prefirió decir que no lo juzgaría anticipadamente y que se daría un tiempo antes de pronunciarse, pero que consideraba al jugador imprescindible y que será titular.

 

7
11

Otras Noticias