Beni da una cálida bienvenida a Dellien

'Que locura, es lo mejor que me pasó en la vida, agradezco tanto cariño, tanto reconocimiento del público”, dijo sonriente el Tigre de Moxos.
viernes, 07 de junio de 2019 · 21:58

Página Siete Digital/ La Paz

Con aplausos y gritos de ovación así fue recibido el tenista Hugo Dellien por una multitud en su departamento natal de Beni. El deportista conocido como el Tigre de Moxos ocupa el puesto 86 del ránking ATP luego de su desempeño en el Grand Slam Roland Garros. Bolivia quedó enorgullecida por su retornó a un gran torneo desde hace 35 años, que se hizo posible a través de Dellien.

“Hugo, Hugo” gritaba la multitud que se concentró en el aeropuerto de Trinidad. De inmediato los niños y niñas corrieron hacia él para abrazarlo. Dellien recibió un ramo de flores y varios aplausos. Y como toda una celebridad la gente se disponía a filmarlo y sacarle fotografías mientras otros esperaban estrechar su mano.

Afuera del aeropuerto el tenista se sorprendió con otra multitud dispuesta a acompañarlo en caravana hasta el ambiente preparado para que su recibimiento. “Que locura, es lo mejor que me pasó en la vida, agradezco tanto cariño, tanto reconocimiento del público”, dijo sonriente el beniano mientras era trasladado en una camioneta.

En su camino se observaron un sinfín de letreros dando la bienvenida al tenista, al igual que las tricolores y de las banderas de Beni agitadas por sus seguidores.

“Mi sueño es poder llegar lo más lejos posible en mi carrera pero tengo otro sueño personal, que el tenis en Beni y Bolivia trate de masificarse, que muchos más niños puedan practicar el deporte y puedan lograr sus sueños, porque lo que estoy viviendo yo, me gustaría que muchos niños lo puedan vivir”, dijo el tenista en un auditorio preparado por Tigo.

“En Bolivia piensas que el tenis es elitista, pero no es así, hay muchos jugadores profesionales del mundo que no provienen de familias con dinero. El problema en Bolivia es que no tenemos canchas públicas, todas son de clubes privados. Hacerse socio de un club cuesta mucho dinero y no es alcanzable para familias que no lo tienen, pero si hacemos canchas públicas van a haber muchos niños que jueguen al tenis y más posibilidades de sacar más jugadores”, agregó.



17
1