“Con el deporte, la mujer se vuelve líder”

“En la cancha todos somos iguales”, dijo la experta que estuvo cinco días en Bolivia.
lunes, 22 de julio de 2019 · 00:14

Carmen Pozo  / La Paz

 Le faltó tiempo para  compartir su mensaje. Pero le sobró energía para mostrar el camino. La exbasquetbolista  estadounidense   Sarah Hillyer estuvo cinco días en Bolivia  para enseñar que a través del deporte se puede  lograr la igualdad de género.

 Con el apoyo de la Dirección Municipal de Deportes y  el Comité Olímpico- Mujer y Deporte, las Súper Poderosas organizaron la agenda de  Hillyer, con cuatro días de charlas  en la sede de Gobierno.

Foto:  Carmen Pozo

Se reunió con mujeres que trabajan como presidentas de federaciones y asociaciones deportivas en el país y  entrenadoras. Visitó la escuela de fútbol Las Súper Poderosas y su proyecto en Santa Fe de Khessini donde  se enseña  inglés y fútbol a los niños de ese barrio.

 Visitó las dos escuelas de fútsal (Bajo San Juan y estadio Lastra)  que su programa auspicia (Global Sports Mentoring Program). Se reunió con más de 100 mujeres que practican deporte en el salón de la Biblioteca Municipal y visitó el club Olímpico de gimnasia. Terminó su agenda en Santa Cruz, con una actividad en busca del buen líder. Se reunió con las selecciones bolivianas Sub-16 y Sub-20 de fútbol femeninas de esa ciudad. Visitó la Academia Tahuichi donde fue recibida  por Roly Aguilera. Cerró su estadía en Bolivia con las selecciones de triatlón que se reunieron en el Country Club para escucharla.

Antes de dejar el país, la experta habló del cambio. 

Foto:  Carmen Pozo

¿Por qué el deporte como herramienta para empoderar a la mujer?

Después de estar en diferentes países donde la mujer es delegada como en Irán, Irak, China, Palestina, Turquía y  Mongolia   vimos que el deporte estaba liderado por hombres,  y trabajamos con clínicas deportivas para ayudar a las mujeres a salir de ese mundo. El deporte no sólo promueve la paz y sana los problemas entre países. Las oportunidades que se les da a las mujeres a través del deporte son muchas. Primero el deporte es inclusivo, dentro de  la cancha todos somos iguales, el deporte trae igualdad de género.

En el mundo, las mujeres son más afectadas por la pobreza, falta de educación, violencia, enfermedades. Cuando hace deporte se siente más segura, persigue sus sueños, se vuelve visible para la sociedad mostrando sus logros. La mujer obtiene el control de su cuerpo, establece límites con coraje y fuerza para luchar por ella.

Foto:  Carmen Pozo

¿Cómo ayuda el deporte a ese empoderamiento?

El deporte tiene el poder de transformar vidas. Vivimos en un mundo en el que aún las decisiones las toman los varones, es difícil vivir en un mundo donde no puedes decidir. En muchos lugares las mujeres no tienen voz, necesitamos que las niñas y mujeres hagan deporte. A través del deporte podemos tomar nuestras propias decisiones,  tienen la oportunidad de ver que es posible, que podemos tomar riesgos, podemos soñar más y hacer más cosas. El deporte empodera, mujeres y niñas  no importa dónde estén y de dónde sean,    el deporte  tiene  el mismo idioma. La mujer se vuelve líder y hace el cambio marcando impacto.

 ¿El deporte también ayuda a la lucha contra la violencia de género?

El deporte tiene el poder de lograr la unidad, la paz y la inclusión. La importancia del deporte va más allá de los logros físicos, mentales y emocionales. El deporte es un lenguaje universal para todos. Al hacer deporte nos mantenemos activos, ganamos autoestima y aprendemos a respetar a las demás personas. En la cancha todos somos iguales, tenemos que entender que no es una competencia entre hombres y mujeres, debemos ir de la mano, nos necesitamos ambos para salir adelante y así ayudar al desarrollo de nuestra comunidad. El mundo ofrece muchas oportunidades y debemos estar unidos para lograr nuestros sueños.

Foto:  Carmen Pozo

¿Cómo y por qué comenzó su lucha?

Tuvo que ver con mi experiencia en la universidad. Sentía que no tenía poder, era abusada y me sentía deprimida y sin esperanzas;  entonces me di cuenta que el deporte era una excelente manera de sacarme de esa tormenta y encontré al deporte como la manera de empoderar a las mujeres y a otra gente que siente excluida, no valorada, sin importancia, que no pertenece a ningún lado y encontré el camino correcto para lograr mi cambio y el de otras personas, utilizar al deporte como una herramienta de cambio.

 ¿Cómo evalúa su estadía en Bolivia?

Me encantó mi estadía en Bolivia conociendo a mujeres muy valientes, chicas, hombres, jóvenes y atletas con discapacidades. Aprendí mucho de su hermosa cultura y lo amable y  maravillosa que es la gente en Bolivia, y que muchas mujeres ya están trabajando juntas para lograr la igualdad de género y hacer que la mujer logre el respeto y liderazgo a través del deporte . Fue un honor para mí estar aquí y compartir mis experiencias. El recuerdo de cada una estará conmigo siempre. Me voy como una embajadora de Bolivia para contar a la gente sobre el gran potencial y dedicación que tienen para mejorar la vida de las personas a través del país. 

Es un país que está con hambre de aprender y mejorar y eso es lo principal.

 

 

17
1

Otras Noticias