El fútbol tiene los mismos problemas que hace 42 años

Hace cuatro décadas se denunciaba que habían torneos mal programados, se exigía una mejora en los ingresos económicos y constantes denuncias de arbitrajes digitados.
lunes, 22 de julio de 2019 · 00:00

Marco Mejía / La Paz

 La crisis que vive  el fútbol boliviano se parece mucho a la de 1977, con otros actores, pero con pedidos similares a los que hubo hace más de cuatro décadas cuando nació la desaparecida Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

En agosto de 1977 hubo un cambio en las estructuras institucionales  en la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). La época asociacionista llegaba a su fin con el abandono de la Asociación de Fútbol de La Paz  que realizaron Bolívar, The Strongest Always Ready y Municipal.

La desafiliación de los cuatro clubes paceños fue el comienzo para crear el fútbol profesional en nuestro país. Hoy, encabezados por Oriente Petrolero y Blooming, más Destroyers, Guabirá Sport Boys y Royal Pari, seis clubes de la División Profesional pretenden dar un giro al fútbol boliviano que pasa uno de sus peores momentos.

Foto:Reproducción Hoy Deportivo

¿Qué coincidencias existen?, en la carta que dirigen los cuatro clubes paceños a la AFLP (1977)  mencionan una serie de improvisaciones que existían en la conducción de esa entidad que estaba bajo el mando de José Laquis Chequer.

“Existe ausencia de instrumentos jurídicos que permitan un desenvolvimiento adecuado de la AFLP, a tal punto que los problemas que conciernen exclusivamente a los clubes profesionales  son resueltos por las demás secciones, causando perjuicios a los intereses de los propios clubes y de los directivos que en forma desinteresada y altruista brindan su apoyo económico”. Las denuncias de digitaciones, torneos mal programados y una mejora en los ingresos económicos  son temas que no cambiaron desde aquella época y que lo seguimos viviendo en nuestros días con constantes denuncias de arbitrajes digitados, amaño de partidos, impugnaciones, torneos poco claros y el pedido constante de los clubes a la entidad federativa para que distribuya los recursos económicos que deben percibir por su apoyo al seleccionado nacional.

La extensa misiva que se envió a la AFLP en 1977 detalla una serie de exigencias que ponen en evidencia que el tiempo se detuvo en nuestro balompié, que se debate con los mismos problemas de siempre.

Foto:Reproducción Hoy Deportivo

“Existe una constante digitación en la designación de comisiones o representaciones de la AFLP, a través de la moción convenida de un miembro del directorio y el cúmplase veloz de la presidencia. Dentro de lo estrictamente deportivo, las estructuras que tiene la AFLP han fracasaso. Hace rato que venimos jugando campeonatos rutinarios, plagados de improvisaciones y remiendas. Las secciones amateurs están totalmente descuidadas y en lugar de mejorar los ingresos económicos para los clubes profesionales, éstos se han disminuido debido a las bajas recaudaciones. Hoy somos espectadores del drama de dirigentes que por su pasión al fútbol  y su responsabilidad con su institución son encarcelados”, agrega la nota que en su parte final reitera su abandono de la AFLP para buscar “nuevos derroteros”.

Mauro Cuéllar, que era presidente de la FBF,  en una entrevista que nos concedió en el 2009  confesó que la Liguilla de Cali fue un “pretexto”, en realidad lo que se pretendía era poner punto final a una relación con las asociaciones.

 

Los ideólogos

Hace 42 años el fútbol nacional tenía a dirigentes de peso que fueron los ideólogos para la fundación de la Liga. Mario Mercado, Rafael Mendoza, Mauro Cuéllar, Jaime Soria Galvarro, Freddy Oporto, Mario Marañón, José Saavedra Banzer, Alfredo Salazar, Óscar Mileta y Roberto Paz fueron algunos de los directivos que apuntaron a que el fútbol profesional sea la solución a los problemas que se planteaban.

Habrá que convenir que hoy no existe esa talla de dirigentes que puedan dar un giro de 180 grados para salvar el vapuleado fútbol boliviano, que se encuentra en su hora más oscura.

La idea fue buena, pero con el paso del tiempo los inconvenientes se agudizaron. En 1993 el fútbol se paralizó por seis meses debido a una huelga de los Futbolistas Agremiados que exigían el Estatuto del Jugador. 

26 años después nos encontramos con una severa crisis en la que seis clubes de una región reclaman “transparencia” en la normativa y respeto a los clubes que con la creación de la División Profesional “perdieron el poder” que habían ostentado durante cuatro décadas.

El poder  de la Liga

  • Abusos “Todos hablan que la Liga nació debido a las derrotas de la Selección en Cali, pero la realidad es que los clubes querían terminar con el abuso que tenían en sus respectivas asociaciones con entidades pequeñas que pretendían cobrar el mismo porcentaje que un Bolívar o The Strongest”, manifestaba en su momento Mauro  Cuéllar (+).
  •   Poder La Liga fue ganando camino en los primeros años y logró tener el mismo poder que la ANF en el congreso de la FBF,  al momento de elegir a las autoridades del máximo organismo. Desde aquella época vienen las diferencias con las asociaciones.
13
7

Otras Noticias