Guido Loayza y Rafael Paz, un duelo aparte con César Salinas

El presidente de Bolívar le reclamó la falta de respeto de la FBF a los clubes profesionales. El titular federativo le recordó que hay dudas en la gestión de 1993.
martes, 23 de julio de 2019 · 00:09

Marco Mejía / La Paz 

César Salinas la pasó mal en el Consejo Superior de la División Profesional que se realizó ayer en Cochabamba. Rafael Paz y Guido Loayza tomaron la palabra y le dijeron, seguramente,  todo lo que se habían guardado durante los primeros 15 meses de gestión que tiene el actual presidente de la FBF.

Antes de que se instale el debate, el presidente de Guabirá (Paz) tomó la palabra y le aclaró que no es “un come colla”, como fue calificado por Salinas.

“No soy un come colla, ni ignorante y que no aprendí nada en 18 años como usted menciona. No soy una persona sin oficio, tengo más de 10 empresas con 500 trabajadores a mi cargo. Lo que usted dijo es peligroso porque en las provincias mantienen costumbres y yo voy por todas partes a cazar o pescar y pone en riesgo a mi familia por sus declaraciones. Imagínese que esté en el trópico y me digan aquí está el come colla y nos linchan porque tienen sus costumbres”, dijo.

Paz  recordó al titular de la entidad federativa que es una persona puesta por los clubes y las asociaciones y que recibe por ese trabajo un sueldo de parte de la Conmebol. “A mí me criaron para que respete desde el más humilde hasta el más poderoso. No sé de dónde saca usted que yo lo quiero perjudicar. Yo reclamo por lo justo y lo hago por el bien de los 14 clubes. Me gusta respetar a las personas y exijo lo mismo”, subrayó Paz.

Salinas, con  un tono más conciliador, respondió que “quisiera aclarara estos temas al final de la reunión. Luego lo charlamos,  Rafael”. 

El otro encontrón

El presidente de Bolívar, Guido Loayza, fue de los últimos en llegar a la sede de la reunión. Pasado el mediodía pidió la palabra y comenzó sus reclamos contra Salinas al que  criticó la dejadez que tuvo con los clubes profesionales durante todo su mandato. “Nunca nos han llamado los de la federación para preguntarnos absolutamente nada, hay un total irrespeto por los clubes. Todos los clubes por unanimidad decidimos cómo será la competencia y los premios de ese torneo, pero la FBF dice no vamos a cumplir lo que dicen y nos mencionan que no tenemos plata, siendo la que más dinero ha recibido en la historia. Firmó un contrato de 12 millones de dólares y nosotros nos enteramos por los periódicos”, aclaró.

El directivo pidió un informe económico de los 15 meses de gestión y reclamó nuevamente el pago de los 250 mil dólares que  adeuda la FBF por el bicampeonato de Bolívar en 2017.

Salinas cortó las palabras de Loayza y le pidió que no hable de temas históricos y le reclamó por la ausencia que tiene  en  las distintas reuniones y que sólo manda a sus delegados.

Salinas se enojó con los reclamos de Loayza y no encontró mejor arma que sacarle a la luz los “dudosos” manejos económicos que tuvo el directivo cuando estuvo al frente de la FBF entre 1992 y 1994. “Hemos encontrado temas de corrupción de su gestión, por eso tiene que venir a las reuniones”, le respondió Salinas. Loayza no se quedó callado y señaló que “usted tiene los documentos de mi gestión, entonces usted debe sacarlos para exponerlos. Tiene que saber que yo asumí el cargo sin tener un solo peso y ganamos la Copa Paz del Chaco, fuimos campeones de los Bolivarianos, nos clasificamos al Mundial y dejamos en las arcas 10 millones de dólares”.

 Inés Quispe no asistió a la cita 

Antes de  la reunión de ayer, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF),  César Salinas, pidió que asistan todos los presidentes de los clubes a Cochabamba.

 “Es bueno que vayan los presidentes porque mandan delegados que a veces no deciden las cosas”, dijo Salinas.  Pese a esa conminatoria, la nueva presidenta de The Strongest, Inés Quispe, no asistió al Consejo Superior de ayer y los atigrados enviaron a otros dos delegados al Valle.

La reunión tuvo de todo;  por ejemplo, dos hermanos estuvieron en bandos distintos. Carlos Blanco, presidente de Destroyers, reclamaba las cosas claras y su hermano Robert estaba en la testera como parte del comité ejecutivo.

Otro par de hermanos estuvieron en la cita: Freddy Téllez, que es el director ejecutivo de la FBF, y su hermana Carola, como parte legal de la entidad.

El más conciliador fue el presidente de Blooming, Juan Jordán, quien alabó la exposición del abogado Gustavo Camacho. “Su exposición fue magistral,  abogado Camacho”, dijo el bloominista; mientras sus colegas de los otros clubes cruceños lo miraban de reojo,  ya que consideraban que no fueron a destacar a la parte opositora. La otra novedad fue la presencia de  Raldes como titular de Oriente.

 

 

147
191

Otras Noticias