Tobar, acusado de corrupción, será el juez de la gran final

viernes, 05 de julio de 2019 · 00:00

Página Siete  - EFE

El chileno Roberto Tobar dirigirá este domingo la final de la edición 46 de la Copa América entre Brasil y Perú, anunció ayer  la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

En 2012, Tobar fue parte del conocido “Club del póker” que destapó un caso de corrupción en el fútbol chileno. En noviembre de ese año, un grupo de árbitros denunció que habían sido relegados por la Comisión de Árbitros de la ANFP. Eso dio paso a una trama más compleja y oscura: en el denominado “Club de póker” se elegían, entre alcohol y apuestas, qué jueces iban a dirigir cada fin de semana en los partidos del fútbol chileno.

 Tobar, quien cumplió 41 años el 13 de abril pasado, es árbitro internacional FIFA desde 2011 y en el partido decisivo del  domingo  será asistido en las bandas por sus compatriotas Christian Schiemann y Claudio Ríos.

 El rol de cuarto árbitro será desempeñado por el venezolano Alexis Herrera y la coordinación del sistema de videoarbitraje (VAR) estará a cargo de otro chileno, Julio Bascuñán.

 Roberto Tobar dirigió el partido de ida de la final de la Copa Libertadores de 2018, el de vuelta de la final de la Copa Sudamericana de ese mismo año 2018, y el segundo de la Recopa Sudamericana este año.

 Durante esta Copa América  dirigió el partido de cuartos de final entre Brasil y Paraguay, y estuvo como encargado del VAR entre la Canarinha y Venezuela.

 

 

10
53