Miguel Ángel Porta: “Pudimos haber muerto una semana antes del accidente”

Es uno de los futbolistas del plantel atigrado de 1969 que no viajó para jugar en Santa Cruz. Tenía que hacer unos trámites familiares.
lunes, 23 de septiembre de 2019 · 00:00

Página Siete / La Paz

Han pasado 50 años, pero el rostro de Miguel Ángel Porta no se le borra de la mente. “Lo tengo  en la cabeza”, cuenta el exfutbolista  Rolando Vargas. Cierra los ojos  y sus recuerdos   fluyen. Una semana antes del accidente aéreo de Viloco (26 de septiembre de 1969), el plantel de The Strongest recibe  una alerta del destino. “Viajamos en un avión del TAM que estuvo a punto de caer por una granizada”, recuerda el exatigrado, que le había huido   a la fatalidad. 

 “Estoy vivo por un milagro, pudimos haber muerto una semana antes”, dice. Rodeado de  cinco  libros con poemas sobre la amistad, Vargas evoca. Aún está impactado.  En 1969, The Strongest vive  un incidente previo.   

 Vargas con la casaca de los años 60 de  su querido The Strongest.
Foto:Marco Aguilar / Página Siete


    
“En el avión que veníamos de Potosí, el piloto  nos dijo que no nos preocupáramos, que había caído una granizada en La Paz. Pero dimos unas vueltas por la ciudad hasta que limpien la pista. Aterrizamos. No me dio miedo, me dio pánico, terror”, relata y sus ojos se agrandan.

 Vargas se limpia la frente con un pañuelo y describe con detalle lo que para él es un preludio a la fatalidad.   “Cuando aterrizamos, nos hacíamos los  valientes, pero adentro era otra cosa. El profesor Eustaquio Ortuño estaba al final de las gradas del avión. ‘Tranquilos, tranquilos, ya estamos en tierra’, nos dijo”.

El capitán  de The Strongest antes de un encuentro. 
Foto:Marco Aguilar / Página Siete

   En ese plantel atigrado estaba  el defensor rioplatense  Porta. “Me sueño con él. Lo tenía en la cabeza. Era un argentino, muy alto, igual que Iriondo”, describe. Cierra los ojos, cruza los brazos y repite casi con exactitud las palabras de su DT.   

 “Eustaquio le dice a Porta: ‘semejante hombre, tan grandote y llorando. Ya pasó todo’. Y porta responde en tono cordobés,  ‘profe, usted ya ha viviu la vida, en cambio yo soy un pibito, míreme, lindo. Tengo toda una vida por delante’”, cuenta y ríe.

 Vargas es uno de los  futbolistas  del plantel de The Strongest de 1969 que decide no jugar en Santa Cruz  un cuadrangular internacional. “No estaba en los planes del malévolo anónimo juez llamado destino”, afirma Freddy Oporto, en su Libro de Oro de The Strongest.

“No viajé porque mi padre me dejó un papel notariado para que sea el apoderado de su empresa. El notario me llamó y me dijo que entregaría la documentación el día 24 de septiembre. Pedí permiso y al principio me lo negaron. Luego hablé con el técnico y me entendió y me dieron el permiso”, cuenta.

El exfutbolista  muestra recortes de periódicos en su hogar.
Foto: Marco Aguilar / Página Siete

  La peor noticia

El 26 de septiembre, Vargas recibe la peor noticia. “Mi tía Aurora  me llama para contarme que el avión donde viajaba The Strongest  fue declarado en emergencia. Se me pararon los pelos”, dice.

  En medio de militares en las calles, por un golpe de Estado, Vargas no lo piensa dos veces y se dirige a oficinas del LAB, en la avenida Camacho. 

Un ejecutivo de la empresa aérea le confirma la noticia. “‘Tienes que ponerte fuerte, pasó lo peor’, me dijo”. Vargas no llora.  “Me afectó al corazón, tuve que ir al cardiólogo, fue muy dramático”, enfatiza.  
 

Recuerdo especial de Iriondo

En el recuento de los daños, Rolando Vargas recuerda especialmente a Juan Iriondo.  

“Me gustaba mucho porque era sencillo y humilde, un negrito que llegó de los Yungas. Lamenté de todos, pero especialmente de  él. Todos eramos muy amigos”, dice Vargas. 

 Antes del viaje  a Santa Cruz, Vargas se reunió con  sus compañeros. “Tomamos un helado de canela en Potosí, donde jugamos un partido amistoso. Paseamos por la plaza”, rememoró el exfutbolista. 

Vagas es  un declarado hincha del club de Achumani. 
Foto:Marco Aguilar / Página Siete

 En el Libro de Oro de The Strongest, escrito por Freddy Oporto Lens, se especifica que “el último domingo antes del viaje a Santa Cruz, The Strongest jugó por el torneo profesional contra Universitario, cotejo en el que el Perro Vargas fue expulsado del campo de juego junto a Quiroga del onceno estudiantil y suponía Rolando que por lo menos le iban a suspender por dos partidos”. Vargas explicó que él pidió permiso. 

 Para el escritor Oporto Lens, “Vargas fue excluido del equipo y también de la muerte”.

“Se salvó por esas cosas de la vida”

El eterno presidente de The Strongest Rafael Mendoza fue entrevistado en  septiembre de 2001 por el portal Bolivia.com. En esa nota, Don Rafo recordó a Rolando Vargas, uno de los emblemáticos sobrevivientes del trágico accidente aéreo.

Señor Mendoza, ¿dónde estaba cuando se enteró del accidente donde perdieron la vida los jugadores de The Strongest?

Bueno, en primer lugar quiero decirle que para todos los stronguistas es una fecha muy triste porque perdimos a todo el equipo de jugadores y a todo el cuerpo técnico en ese desgraciado 26 de septiembre de 1969.

Yo me encontraba de viaje, después de participar en un acto en Santa Cruz. Estaba yendo a Vallegrande para participar en un acto de entrega de una escuela que iba a hacer el doctor (Luis Adolfo) Siles (Presidente de Bolivia que ese mismo día fue derribado por un golpe de Estado encabezado por el general Alfredo Ovando Candia) y me enteré por la radio. Fue algo muy desastroso. Inmediatamente retorné por vía terrestre a La Paz y desgraciadamente se confirmó que la nave que transportaba a nuestro primer equipo de Santa Cruz a La Paz, había caído en Viloco. Repito, perdimos a todo nuestro primer equipo y al cuerpo técnico.

Fueron días tremendamente difíciles, muy tristes, muy amargos. Fue un sacudón en el país. Pena, tristeza y muchas lágrimas hasta que se recogió todos los cadáveres de Viloco y mandar a sus países de origen a todos los extranjeros que jugaban en esa época. Teníamos jugadores de Chile, Paraguay y por sobre todo, Argentina.

Por diferentes razones quedaron fuera de la delegación a Santa Cruz algunos jugadores: Luis Gini, Velasco y su capitán, Rolando Vargas. ¿Ellos fueron los eslabones para rearmar el equipo, verdad?

   Rolando Vargas, el Perro Vargas, así le decíamos de cariño. Él se salvó por esas cosas de la vida, igualmente Gini que era un jugador (defensor) paraguayo. No recuerdo cuáles fueron los motivos por los que ellos no estuvieron en la delegación, creo que el Perro tenía un fuerte resfrío (Nota de redacción: En conversación con Rolando Vargas, él nos contó que no viajó por motivos de trabajo. Que tenía tareas recargadas en su empresa despachadora de aduanas y que el partido en Santa Cruz era amistoso y que pidió permiso para no viajar) y Gini no viajó, pero le repito no recuerdo las causas, dijo Mendoza, quien murió el 7 de abril de 2002.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

10

Otras Noticias