El DT y el golero tuvieron problemas

domingo, 29 de septiembre de 2019 · 00:02

Marco Mejía / La Paz

Rómel Quiñónez y César Farías se volverán a ver las caras después de 16 meses, la última vez el técnico le dobló el dedo al golero, quien amenazó con iniciarle un proceso.

Todo ocurrió en el clásico que se jugó el 20 de mayo de 2018 y que los celestes perdieron por 1-0. Ronald Raldes, que jugaba para la Academia, fue expulsado  por un incidente con Henry Vaca. Ese día,  Riquelme se metió en la pelea y Quiñónez contuvo al arquero José Peñarrieta de The Strongest agarrándolo del cuello para que las cosas no pasaran a mayores.

Farías era el entrenador de los atigrados y se acercó donde estaban los dos goleros y tuvo un cruce de palabras con Rómel, al que le dobló el dedo pulgar de la mano izquierda. 

El exmédico de la Academia  Guillermo Aponte  sostuvo que Quiñónez tenía un esguince producto de ese jalón. El cuidapalos amenazó con instaurar un proceso en contra del venezolano, algo que nunca paso.

Ayer, Farías dijo que el cuidapalos tiene un buen pasado en la Selección, además de contar con personalidad.

“Vino a entrenar con uno de los preparadores físicos de la Selección, hace una dieta especial y lo noté con ganas de aportar al grupo”, dijo el técnico.

3
9

Otras Noticias