Nosiglia y Martínez tienen el ok para el inicio del Dakar

La presencia de Fernando Alonso llamó la atención de los medios en el campamento. El expiloto de F-1 busca un triunfo. Nasser Al Attiyah es uno de los favoritos en autos.
sábado, 04 de enero de 2020 · 00:00

Página Siete  y AFP

Los pilotos bolivianos Daniel Nosiglia y Leonardo Martínez cumplieron ayer con las verificaciones técnica y administrativas, por lo que tienen el visto bueno de Amaury Sport Organisation (ASO) para disputar la versión 2020 del Dakar que inicia mañana con la primera etapa.

 Son los únicos representantes nacionales en la cita. El paceño competirá en la especialidad motociclismo y el segundo en cuadratracks.

El primero en llegar a Arabia Saudita, nuevo escenario de la carrera, fue Nosiglia, que en esta ocasión contará con el apoyo técnico del equipo Honda.

“Pasamos las verificaciones sin ninguna dificultad. La moto entró al parque cerrado y mañana (hoy) nos espera la largada simbólica, estamos listos para encarar la primera etapa”, sostuvo el motociclista. 

Destacó la labor que cumple la gente del HRC en cuanto a la preparación de la máquina, “el equipo Honda hace un trabajo muy profesional y todo está planificado. Dios quiera que tengamos un buen Dakar”.

El corredor tuvo la oportunidad de hacer el shakedown (prueba de la moto) el  jueves, al igual que los otros pilotos.

“Logramos pasar  las verificaciones, todo fue rápido. Hoy hicimos la última afinación al cuadra y entró en parque cerrado”, aseveró Leonardo Martínez, quien también cumple funciones de viceministro de Deportes.

Con ello el corredor quedó listo para el inicio de la prueba y en esta jornada participará en la largada simbólica.

Quien llamó la atención de la gente  fue el piloto español Fernando Alonso, que es el gran atractivo mediático del Rally Dakar de 2020.

Alonso, campeón de Fórmula 1 con Renault en 2005 y 2006, pilotará uno de los 351 vehículos inscritos en las distintas categorías para un recorrido de más de 7.500 kilómetros con salida en Yedá y meta final el viernes 17 en Al Qiddiya. 

El reto para Alonso es dar un paso más en su sueño de hacer historia en las pruebas más legendarias del automovilismo. A sus dos títulos mundiales de Fórmula 1 suma también sus dos victorias (2018, 2019) en las 24 Horas de Le Mans.  Las 500 Millas de Indianápolis están fijadas además como “la prioridad” para 2020.

El piloto catarí Nasser Al Attiyah, al mando de un Toyota, se presenta como el rival a batir en la categoría de autos. Ha ganado tres veces el Dakar, incluyendo la anterior edición. 

“Dadme algo de arena y ya soy feliz”, declaró Al Attiyah a la web oficial del rally Dakar. 

Otros coches a tener en cuenta serán los Minis de dos veteranos, el español Carlos Sainz y el francés Stephane Peterhansel (“Monsieur Dakar”). 

Ese último, vencedor en 13 ocasiones del Dakar, entre las categorías de motos y de autos. “Estamos obviamente muy motivados con el Dakar en Arabia Saudita.  Será un nuevo reto para todos”, declaró Peterhansel, que tendrá como copiloto a Paulo Fiuza.

 

 

4
1