Otra paliza en Brasil

Palmeiras se divirtió en el segundo tiempo y apabulló a los académicos.
jueves, 1 de octubre de 2020 · 00:04

Marco Mejía  / La Paz

A Palmeiras le bastó un tiempo para destrozar y golear a Bolívar, que anoche sumó una nueva goleada en territorio brasileño al caer por 5-0 en otra jornada para el olvido para el equipo más copero del país.

A  los bolivaristas el físico  sólo les aguantó  45 minutos, ya que en el complemento mostraron todos los defectos que tienen los equipos bolivianos cuando salen a jugar a nivel internacional. 

A la Academia le tocó el peor inicio que podía tener un equipo nacional, ya que a los tres minutos soportó un gol en contra. Una jugada por la derecha y dos toques en el área desacomodaron a la defensa bolivarista y le permitieron a Willian marcar el primer tanto del encuentro.

El codazo  de Gómez en contra del atacante Riquelme

Todos pensaban que se venía la noche por el ritmo que impuso en esa jugada el conjunto local, pero no pasó nada más.

El conjunto boliviano pretendía mantener el cero en su arco el mayor tiempo posible, pero en la cancha los jugadores tuvieron una buena lectura y la virtud que mostraron fue no venirse para  abajo por estar en desventaja en el marcador.

Palmeiras cometió el gran error de conformarse con el gol de Willian y fue hasta displicente con su rival, que poco a poco se encargo de equilibrar las acciones y de apropiarse del medio campo.

Erwin Saavedra, Álvaro Rey y Juan Carlos Arce fueron primordiales en el trabajo de circular la pelota de izquierda a derecha y de tocar el balón, haciendo pasar un mal momento al equipo local, al que le costaba salir con comodidad sobre arco contrario. A los 14 minutos avisó Rey con un remate de 30 metros que desvió el portero Weberton, dos minutos después el angoleño-portugués Anderson Cruz no pudo pegarle de primera con todo el arco a su disposición.

Palmeiras reapareció media hora después del gol, cuando a los 34 minutos Wesley sacó un remate bajo a la izquierda de Javier Rojas que estuvo atento a la jugada. En justicia los celestes merecían irse al descanso con el empate, ya que en los dos últimos minutos Rey pudo empatar en un tiro libre dentro del área chica y en la jugada posterior el portero brasileño salvó ante un cabezazo de Jusino.

La presión que ejercitó Bolívar en esta etapa le dio resultado, pero además le quitó el protagonismo a un rival que se conformó con el primer gol y que hasta despreció  a su rival de turno que le dio más de un dolor de cabeza.

El complemento

Palmeiras entró a liquidar y divertirse en el segundo tiempo, como si supieran  que Bolívar ya no tenía resto físico, ya que sus jugadores caminaban en la cancha y no ejercitaban la misma presión que en la etapa inicial.

  Las coberturas no eran las mismas y cuando el técnico Claudio Vivas reaccionó para refrescar al equipo, ya tenía la lluvia de goles encima del Palmeiras. Wesley marcó el segundo a los dos minutos, a los 13 minutos hubo un mal despeje en la defensa y Viña anotó el tercero, el show de los brasileños continuó con el tanto de Raphael sobre los 16 y a los 18 llegó un cabezazo de Ronielson para decretar la goleada en cinco minutos de lujo y a toda máquina del elenco brasileño.

Punto débil

 Bolívar se quedó sin aire, sin fútbol y sin la solidaridad y actitud que mostró, por ejemplo, Wilstermann en Curitiba. 

 El gran consuelo para Vivas y compañía será asegurar ahora la Copa Sudamericana, un objetivo secundario que no estaba en planes de la dirigencia por la inversión realizada para esta temporada.

figura

RAPHAEL VEIGA


Un jugador  de gran calidad técnica, con cambio de ritmo destrozó a la endeble debensa bolivarista.

ÁRbitro

Leodan gonzÁLEZ


Excepto  una roja que debió mostrar a Gómez, el arbitraje del uruguayo fue tranquilo en Sao Paulo.

 

 


   

36
21

Otras Noticias