Con otra épica noche, Butler mantiene con vida a los Heat en las Finales NBA

sábado, 10 de octubre de 2020 · 00:00

AFP / Orlando, EEUU

Con otro monumental triple-doble de su estrella Jimmy Butler, los Miami Heat derrotaron en un último minuto de infarto a Los Angeles Lakers por 111 a 108 y evitaron que el equipo de LeBron James se proclamara campeón ayer en el quinto partido de las Finales.

Con 109-108 en el marcador, los Lakers tuvieron la última posesión para ganar el juego y conquistar el anillo pero Danny Green erró un triple y Markieff Morris, que tomó el rebote ofensivo, mandó un pase fuera.

Los Lakers, que siguen con ventaja 3-2 en la serie, tendrán una nueva oportunidad para lograr el título en el sexto juego del domingo en Disney World (Orlando).

"Es una derrota dura, estuvimos cerca", reconoció el técnico de los Lakers, Frank Vogel. "Pero nos vamos a recuperar seguro".

En un juego a vida o muerte para Miami, Butler volvió a echarse al equipo a su espalda, descansando apenas 49 segundos en todo el partido, y firmando un espectacular triple-doble con 35 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias.

Butler salió victorioso de un antológico duelo con LeBron James, quien terminó con 40 puntos, 13 rebotes y 7 asistencias.

"Esta vez tuvimos un poco de suerte de que Danny Green fallara" el triple, reconoció Butler. "Simplemente jugamos duro. Llegamos a donde queríamos en la ofensiva, compartimos el balón como siempre lo hacemos".

Butler "es el competidor definitivo y cuando llega a la máxima competición, esto es lo que pasa", le reconoció su técnico, Erik Spoelstra.

"No lo podemos celebrar mucho tiempo", advirtió. "Hay que mirar adelante y estar listos para el siguiente partido"

Los Heat volvieron a tener la ausencia del base esloveno Goran Dragic, uno de sus mejores anotadores, por su lesión en el pie pero este viernes dieron un paso adelante el escolta Duncan Robinson, con 26 puntos y 7 triples, y el novato Tyler Herro con otros 12 puntos.

Por los Lakers, Anthony Davis dio un gran susto a 48,4 segundos para el final del primer cuarto cuando, tras saltar por un rebote, cayó al suelo doliéndose de su pie derecho. 

El pívot se retiró cojeando al banquillo, agravándose aparentemente una contusión que ya padecía en su talón derecho, pero pudo regresar a la pista y terminó el juego con 28 puntos y 12 rebotes.

- Duelo Butler vs LeBron -

La tensión en la cancha se percibió desde los primeros minutos, cuando Butler y Dwight Howard tuvieron que ser separados después de mantener un duro forcejeo para ganar la posición debajo del aro.

Con la soga en el cuello, Miami jugaba con el punto más de intensidad que marcaba el combativo Butler pero los Lakers se mantenían siempre cerca en el marcador de la mano de LeBron, que estuvo especialmente acertado desde la línea de tres con 6 triples de 9 intentos.

Miami iba logrando pequeñas ventajas que LeBron se encargaba siempre de neutralizar.

Gracias al acierto y el descaro de Robinson y Herro, los Heat se pusieron 11 puntos arriba al inicio del último cuarto pero LeBron, un especialista en cerrar eliminatorias, seguía sin estar dispuesto a que la serie se alargara más.

Con la ayuda de Davis y del escolta Kentavious Caldwell-Pope, parecía que los Lakers daban un golpe anímico a Miami poniéndose por delante (97-96) a seis minutos para el final.

Jimmy Butler, con un tapón fabuloso a LeBron y una asistencia para otro triple de Robinson, frenó la sangría y se citó con LeBron para un duelo personal y definitivo.

Butler comenzó el intercambio a dos minutos para el final con un tiro de media distancia, luego LeBron con una canasta y tiro adicional, luego otra vez la figura de Miami con un lanzamiento echándose para atrás y James devolviéndolo con otro enceste bajo el aro.

Butler anotó después dos tiros libres para avanzar a los Heat por 107-106 y Davis encestó tras recoger un rebote ofensivo con 21 segundos por jugar. 

Pero Butler tomó otra vez la responsabilidad y, tras recibir una falta personal, clavó dos tiros libres para colocar el 109-108. Con 16,8 segundos los Lakers tuvieron su última ocasión pero Danny Green, un reputado tirador, falló un triple frente al aro sin defensor que acababa con las opciones de su equipo.

- Festejo frustrado -

La derrota es una fuerte decepción para los Lakers, que habían dispuesto todos los elementos para festejar este viernes un triunfo histórico, con el que igualarían el récord de 17 títulos de sus antaño acérrimos rivales, los Boston Celtics.

También ansiaban terminar con una década de sequía de campeonatos de la glamurosa franquicia angelina y, sobre todo, homenajear a Kobe Bryant, fallecido en enero en un accidente de helicóptero.

Para darle aún mayor simbolismo a un posible triunfo, los Lakers cambiaron sus planes y vistieron de nuevo la camiseta especial "Black Mamba", diseñada por Kobe en 2016, que no tenían previsto retomar hasta un eventual séptimo partido.

 

 


   

Valorar noticia