Sesenta veces Maradona: el astro que pudo jugar en Bolívar y dirigir a la Verde

¡Feliz cumpleaños! El mejor jugador de la historia del fútbol disputó 676 partidos y anotó 354 goles.
viernes, 30 de octubre de 2020 · 00:24

Página Siete  / La Paz

Sus seguidores dicen que es el Dios más terrenal. Los más fanáticos celebran hoy   la Navidad. Diego Armando  Maradona festeja 60 años de magia, leyenda  y polémicas. Ese hombre pudo jugar en el club  Bolívar y luego dirigir a la  Selección.

  Fue un niño de un barrio pobre de Buenos Aires que se convirtió en el futbolista más grande de la historia. Vivió su infancia en Villa Fiorito. Ahí se hizo. 

“Los ingleses llegaron a la conclusión de que Maradona fue el mejor futbolista de la historia porque  fue el único que torció la realidad”, opinó Guido Loayza, expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol y del club Bolívar.

El paceño  Silvio Fontana con Diego Maradona, en 2011.
Foto: Silvio Fontana

En los años 90 del siglo pasado, el Pelusa pudo ser celeste. “Mario Mercado (titular de la Academia en esos años) era una persona muy especial que siempre tenía un nuevo proyecto, un nuevo sueño, una nueva idea y que trataba en  concretarlas. A él se le ocurrió que podía traer a Diego Maradona al Bolívar. Poca gente le dio credibilidad porque parecía una misión imposible. Las negociaciones estaban adelantadas. Trabajó mucho para poder concretar esa idea, pero finalmente no se concretó”, explicó Loayza, quien fue amigo cercano de Mercado (+). 

   El anhelo “hubiera sido una cosa fabulosa . Me hubiese emocionado verlo con la camiseta del Bolívar y Mario   estuvo a punto de conseguirlo. Parecía una locura y no fue”.  

 Maradona  con su habano en el Mundial de Rusia  2018.
Foto:AFP


 
        El Pibe de Oro también estuvo a punto de dirigir a la Verde.  “Evo Morales (expresidente de Bolivia) me contactó para acercar a Diego Maradona a la Selección. Diego se mostró muy predispuesto, pero no le gustó que algunos dirigentes bolivianos hablaron mal de él. No le gustó el entorno de la gente que opina sin saber”, contó el boliviano Silvio Fontana, agente del Pelusa  en los países  árabes. 

 Para Fontana, que en 2011 llevó a Diego al Al Wasl Sports Club,  “él (Maradona) se mostró muy interesado. Él tiene un cariño muy grande por Evo Morales,  con el país, aprecia mucho a Bolivia y a la cultura.  Hasta el día de hoy, Diego y Evo tienen una relación” .

Diego Armando  Maradona con la Copa del Mundo de México 1986.

Su regalo soñado

El argentino  Maradona   afirmó en una entrevista a la revista France Football que sueña “con poder marcar otro gol a los ingleses, con la mano derecha esta vez”. “Sueño con poder marcar otro gol a los ingleses, con la mano derecha esta vez”, respondió cuando se le preguntó por su regalo de cumpleaños soñado. Una referencia al gol anotado con la mano izquierda ante Inglaterra en cuartos  del Mundial-86, durante una victoria (2-1) que fraguó su leyenda.

Maradona disputó 676 partidos y anotó 345 goles en sus 21 años de carrera, entre la selección y los clubes.

Dio sus primeros pasos con los cebollitas, la cantera de jugadores de Argentinos Juniors, con el que debutó en Primera División con 15 años, el 20 de octubre de 1976. Pasó a Boca Juniors (1981-1982), donde logró un título de liga. Transferido al FC Barcelona (1982-1984), luego siguió su carrera en el Napoli de Italia (1984-1991), del que fue ídolo absoluto. Pero el 17 de marzo de 1991, su adicción a la cocaína le  costó su primera suspensión por 15 meses. Tuvo breve paso por Newell’s  en 1993. Luego vendría el Mundial 1994 y la segunda sanción, hasta la vuelta a su amado Boca. En su  despedida en 2001, en la Bombonera, Maradona resumió su vida: “Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”.

Evo Morales  y Diego Maradona en el estadio Siles, en 2008.
Foto: Archivo digital

   Un año de fútbol, política, solidaridad y pandemia

En el último año, Diego Armando Maradona, que hoy  cumple 60 años, se salvó del descenso con Gimnasia, renunció por dos días como entrenador, criticó a Juan Román Riquelme, apoyó a Nicolás Maduro, Evo Morales y Alberto Fernández y participó en incontables movidas solidarias. Ahora está aislado por haberse contactado con una persona sospechosa de sufrir la enfermedad de la Covid.  

El último año de Maradona estuvo, como casi todos los anteriores, marcado por un fuerte compromiso político y social, por algunos inconvenientes de salud que superó y por declaraciones cruzadas con personalidades de la política y el fútbol.

En noviembre de 2019 dijo que “se hizo justicia” con la liberación del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), que pasó un año y siete meses preso.

Ese mismo mes lamentó el “golpe de Estado orquestado en Bolivia” que forzó la renuncia del entonces presidente Evo Morales, a quien Maradona consideró “una buena persona que trabajó siempre por los más humildes”.

En enero de este año viajó por unos pocos días a Venezuela para reunirse con Nicolás Maduro y brindarle su “apoyo político”.

El 13 de octubre aseguró que el expresidente Mauricio Macri (2015-2019) le arruinó la vida “a las próximas dos generaciones de argentinos”.

“Yo le pido al pueblo argentino que apoye a este gobierno. Que lo haga desde sus casas, desde las redes. Porque este gobierno no es de Alberto (Fernández) y Cristina (Fernández de Kirchner). Es de todos. Ya no es más el país de Ricachón y sus amigos”, sostuvo. (EFE)

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

7
28