Podoroska, el fin de una aventura que invita a soñar

viernes, 9 de octubre de 2020 · 00:00

EFE / París

La aventura parisiense de Nadia Podoroska acabó en semifinales, igual que las cinco veces que lo intentó Gabriela Sabitini y otras cuatro compatriotas que nunca rompieron esa barrera en el torneo favorito del país.

La joven rosarina, que ha escrito una página importante del torneo y del tenis femenino argentino, se vio barrida de la pista por el vendaval de la polaca Iga Swiatek, de 19 años, posiblemente la tenista más en forma del torneo, que le venció 6-2 y 6-1 para plantarse, sin perder un set, en su primera final de un grande.

Poco pudo hacer Podoroska, que alcanzaba el penúltimo escalón de Roland Garros desde la fase previa, algo que nadie antes había logrado y que en su camino dejó pinceladas de esperanza que invitan a soñar.

La de Rosario se marcha de París con un nuevo plan de vida, la garantía de estar en el "top 50" que le abre las puertas de muchos torneos y un desahogo económico que le permite dejar atrás los aprietos que en el pasado pudieron costarle abandonar el circuito.

Podoroska tiene 23 años y ella misma confía en que lo que apuntó en París, que puede tutear al circuito sin complejos, no será solo flor de un día, que puede mantenerlo e instalarse ahí durante un tiempo, en un tenis femenino que no logra encontrar referencias de calidad.

La argentina, que es todavía 131 del ránking, hasta que se actualicen los puntos ganados en Roland Garros, plantó la bandera argentina en las semifinales femeninas por vez primera desde que lo hiciera Paola Suárez.

Contra Swiatek apenas tuvo respuestas, tal fue el ritmo que impuso la polaca. En ambos sets comenzó endosando un 3-0 que ya encarriló cada manga y que anquilosó el juego de la rosarina, que no se rindió y trató de recuperar en cada raquetazo.

Dispuso de bolas de quiebre para engancharse al marcador, pero el rodillo polaco no bajaba el ritmo, mantenía la presión en busca de un triunfo rápido, en 70 minutos, la media de lo que han durado sus duelos en este torneo.

De ahí no pasó el sueño de Podoroska, que reconoció la superioridad de su rival, pero también la satisfacción de lo logrado. "Creo que tengo nivel suficiente para mantenerme acá, no creo que sea casualidad que esté aquí, con mi equipo venimos haciendo un trabajo importante. Creo que esto se puede sostener, pero no sé hasta dónde puedo llegar", aseguró la futura nueva "top 50".

Los ojos de Argentina están ahora con Schwartzman, que tampoco tiene un reto sencillo por delante en su primera semifinal de un grande.

Tras derrotar al número 3 del mundo, el austríaco Dominic Thiem, en cuartos en un maratón de cinco sets que sobrepasó las 5 horas, el "Peque" desafiará mañana al español Rafael Nadal, número 2, doce veces ganador en Roland Garros, donde en cien partidos solo ha perdido 2.

El argentino, sin embargo, ha elevado su nivel en los últimos meses y la prueba la dio en el pasado Masters 1.000 de Roma, donde tras 9 intentos fallidos, logró al fin derrotar a Nadal.

Un triunfo que le demuestra que lo que hasta ahora parecía inalcanzable no es imposible, sobre todo porque en aquel torneó disputó su primera final de un Masters 1.000 y su buen juego y nivel de confianza quedó refrendado en el competido duelo contra Thiem, el mejor de lo que va de torneo.

Si contra el austríaco venció a cinco sets al finalista de las dos últimas ediciones, que además venía de ganar en Estados Unidos su primer Grand Slam, frente a Nadal el nivel de dificultad se multiplica.

"Para ganarle a cinco sets, no vale solo con estar preparado, es necesario más. Ni siquiera lo que hice en Roma me llega. Si lo repito, todavía quedará una eternidad para ganarle", reconoce el argentino, que sin embargo ahora sí se siente capaz de hacerlo.
"Le gané a Rafa en Roma, demostré que puedo ganarle, me lo demostré a mi mismo".

Sin olvidar que Argentina cuenta con un tercer semifinalista en París. Y no es Gustavo Fernández, que perdió en la categoría de silla de ruedas, 6-3, 6-3, contra el británico Gordon Reid.

Se trata del júnior Juan Buatista Torres, que se jugará el pase a la final contra el suizo Dominic Stephan Stricker, séptimo favorito, tras derrotar al francés Lilian Marmousez por 7-6(4), 6-7(5) y 6-1.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play